europa

Portugal se convierte en el país de las maravillas

Hasta el Gobierno español se sorprende de la economía vecina y su cohesión social. Esta política tiene nombre: Antonio Costa

14 DE julio DE 2022. 08:00H Stefanie Claudia Müller

Portugal ha sido siempre el hermano pobre y pequeño de España para muchos economistas, del que se hablaba poco en los medios de comunicación españoles, a pesar de que el mercado ibérico es un espacio de comercio natural y lleno de posibilidades empresariales. Ahora es definitivamente el momento para mirar con mucha atención a Portugal. Europa puede aprender como con humildad, pragmatismo, sin ideología y con compromisos políticos se puede llegar muy lejos en la economía.

Después de décadas de pobreza y el rescate tan duro del Estado portugués en 2011, Antonio Costa, liderando el Gobierno desde 2015, ha cambiado el destino de su país, porque siempre pone el consenso encima de todo, a pesar de que tiene ahora la mayoría absoluta en el Parlamento. Un buen ejemplo de su gestión es el Aeropuerto Humberto Delgado de Lisboa que está al límite de su capacidad en un verano récord y requiere una ampliación desde años.

Sin embargo, el camino para ello ha provocado un conflicto de Costa con su ministro de Infraestructuras, Pedro Nuno Santos. El Primer Ministro quiere buscar una solución con la que son conformes la oposición y también las ecologistas. La posible salida de Nuno Santos del Gobierno portugués da esperanza para ofrecer una solución a la necesaria conexión ferroviaria de alta velocidad con España, algo que está bloqueada desde años, también por falta de financiación. “Aunque el país económica y socialmente ha mejorado en muchos sentidos, el sector ferroviario es anticuado y necesita inversión y modernización,” dice Hans-Joachim Böhmer de la Cámara de Comercio alemana (AHK) en Lisboa. 

Costa busca siempre el acuerdo con el presidente y la oposición

Dinero ya hay para estas inversiones en infraestructuras. El Producto Interior Bruto (PIB) se disparó un 11,9% entre enero y marzo de este año, frente al aumento del 5,9% del trimestre anterior, y en 2021, Portugal batió todos los registros en ventas al exterior de patentes, marcas, I+D y otros derechos y servicios de carácter técnico, alcanzando el mayor saldo positivo de la historia con 3.970 millones de euros y en el Balance de Pagos Tecnológico (BPT) de alrededor de 1.300 millones de euros – también una cifra récord.

Falta más coordinación económica entre España y Portugal

Sin embargo, en las últimas décadas se han aprovechado poco los intereses comunes para hacer frente a los intereses francoalemanes en la UE como ahora se ha hecho en el mercado energético con un pacto concertado en el precio de gas. En muchos puntos económicos y sociales Portugal se ha igualado a España y en algunos ha superado a su vecino, por ejemplo, en la cohesión política, en las tasas de paro, la educación y la inversión extranjera directa: "Además, las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania golpearán Portugal menos que otros países. El plan de recuperación de la UE también proporcionará un impulso adicional hasta 2026. Comprende un total de 16.600 millones de euros para inversiones en Portugal", dice Oliver Idem de Germany Trade & Invest (GTAI) en Madrid.

Alemania se apoyará en la Península Ibérica en su conjunto como productor de hidrogeno verde. Portugal cubrió ya más del 50% de su consumo eléctrico con fuentes de energía renovables entre enero y abril de este año, lo que para los alemanes es muy importante en el marco de la producción de coches eléctricos y sus baterías. Volkswagen Autoeuropa ha sido un faro para la economía portuguesa durante 30 años. La fábrica en Palmela es la mayor fabrica del país y una constante importante en la economía portuguesa que cada vez tiene más toque tecnológico.

Alemania es un aliado industrial fiel de Portugal

Costa recordó a los empresarios asistentes a la feria industrial alemana Hannover Messe que el objetivo de su Gobierno es que las exportaciones supongan más del 50% del PIB a finales de la década actual.

En la pandemia, el Gobierno de Costa ha dado ejemplo a todo el mundo con una la gestión consensuada y cautelosa desde el primer día siempre respectando los intereses económicos y sociales. Como las protestas por los altos alquileres y precios de vivienda ya aumentan en el país, se ha decidido también restringir las ventajas fiscales en el marco del programa de “Golden Visa” para proyectos de inversión. La compra de propiedades residenciales en Lisboa, Oporto y el Algarve por ejemplo ya no es posible bajo el programa de visa.

Noticia actualizada: 14-07-2022 09:38

Artículos relacionados

Alemania sufre una crisis generalizada
España conquista la industria del hidrógeno verde
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"