Liderazgo

¿Fobia al trabajador sénior?

La segunda parte de la entrevista a Adolfo Ramírez, experto en edadismo, pone de manifiesta la importancia de erradicar estereotipos y abogar por políticas concretas para erradicar este mal generalizado

19 DE diciembre DE 2022. 07:50H Paz Pineda

El experto en edadismo, Adolfo Ramírez

En el marco del edadismo y, lejos de pensar que debido a la trayectoria profesional de una persona se posee más conocimientos, no obstante, se tiende a psicoanalizar o incluso menospreciar a un profesional dentro de la empresa por su edad.

Es una situación que ocurre en más empresas de las que nos imaginamos. Son organizaciones que no han incorporado la meritocracia como su modelo de gestión de personas. Pero es evidente que lo importante son los conocimientos, el esfuerzo y el compromiso, con independencia del género, la etnia o la edad.”, declara Adolfo Ramírez. 

Un claro ejemplo se da con frecuencia en el ámbito de la digitalización, con una errónea tendencia a pensar que “sénior” y “tecnología” no casan y, lo cierto, es que en dicha acepción hay poco (o nada) de cierto. Es una realidad que Ramírez achaca a una cuestión de actitud y no de edad.

Los buenos profesionales no tienen ningún problema en desarrollar los nuevos procesos digitales y aplicar en su actividad cotidiana las nuevas tecnologías”.

En cuanto preguntamos al experto si está a favor o en contra del emprendimiento en personas de más de 55 años, Ramírez lo tiene claro:

“Sin lugar a duda, a favor. Creo que es una magnífica opción para esquivar el edadismo y demostrar nuestra valía. Además, pensar que los jóvenes son los únicos que crean empresas y emprenden es un buen ejemplo de pensamiento discriminatorio. Más aún, distintos estudios han demostrado que las personas mayores de 50 años tienen más probabilidades de crear empresas de éxito que los emprendedores más jóvenes. Lo cual tiene todo el sentido, pues, una vez identificada la idea y planteado el negocio, la experiencia evita muchos de los errores de gestión derivados de la actividad”.

La ausencia de políticas que amparen a los trabajadores sénior frente al edadismo "es un tema pendiente de la transición social que estamos experimentando como consecuencia de la longevidad”. Hay mucho por hacer, más allá de la demagogia de las dificultades propias de lo social. “Al igual que otros aspectos derivados de la mayor esperanza de vida, se requieren unos cambios sociales de gran alcance que no se están produciendo. Dejar las cosas al libre albedrío, sin duda, tiene su emoción, pero los resultados no suelen ser muy positivos”.

 

La revista Capital me pidió un artículo para hablar sobre transformación y liderazgo que han publicado con el título “Liderazgo inclusivo y socialmente responsable en la era digital”. Os comparto algunas de sus ideas...https://t.co/bncFnoSzN1

— Adolfo Ramirez Morales (@adolform) October 17, 2022

Artículos relacionados

El nuevo obstáculo del profesional sénior: el edadismo
El trabajador sénior lo tiene crudo en España
Talento Femenino senior y su vuelta al trabajo: retos y soluciones
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"