economia

¿Cómo va a evolucionar el empleo en 2022?

La tendencia positiva del empleo y la nueva legislación laboral marcarán la evolución del mercado de trabajo

10 DE enero DE 2022. 08:30H Mario Talavera

97cbccdb120d470f828cfbea466bf389.jpg

El año 2021 termina con cifras que incluso mejoran las de antes de la pandemia. El mes de diciembre registró 3.105.905 desempleados medios, mientras que el número de afiliados alcanzó las 19.824.911 personas. Ello tras una mejora de los datos que se prolonga diez meses seguidos y que marca un aumento de 72.553 cotizantes y un descenso de 76.782 desempleados,

Desde la CEOE creen que estos datos merecen "una valoración positiva", no solo porque se recuperan los "niveles de empleo previos a la crisis sanitaria", sino porque la mejora se ha producido en todos los sectores de actividad, incluidos los más golpeados por la crisis. Sin ir más lejos, la hostelería ha visto aumentar su número de afiliados en 180.619 personas con respecto a las mismas fechas de hace un año. Además, capas sociales como las mujeres o los jóvenes han sido los más beneficiados de esa mejora.

Tras casi un año entero de progreso en el empleo cabe preguntarse si este proceso continuará o está cerca de su techo. 2022 cuenta con incertidumbres similares a las de 2021, que se resumen en una situación sanitaria descontrolada, como ya sucedió a principios del año pasado, si bien en esta ocasión se suma la inflación y los problemas en la cadena de suministro.

El empleo no parece verse afectado por estas incertidumbres, al menos de momento, según lo perciben los secretarios de Estado de Empleo y Seguridad Social. El responsable de Empleo, Joaquín Pérez Rey, se inclina a pensar que "todo hace augurar que debe ser un buen año" en términos de empleo, si bien recalca que la situación sanitaria continúa añadiendo incógnitas.

20 millones de afiliados

Su homólogo de Seguridad Social, Israel Arroyo, también prevé un "fuerte incremento del empleo en 2022". Ambos evitaron pronunciarse sobre cifras concretas en la presentación de los datos de este martes. Sin embargo, Arroyo se aventuró un poco más con la cifra de afiliados, que previsiblemente alcanzará los 20 millones pronto: "Es muy difícil que en el primer semestre no se alcance esa cifra".

Pérez Rey descarta que el año pueda esconder algún impacto sobre el empleo, sobre todo teniendo en cuenta que las previsiones de crecimiento del PIB señalan 2022 como un año clave. "No hay ningún motivo para entender que vaya a ser negativo en términos de empleo", declara el secretario de Estado de Empleo, si bien subraya que podrían darse factores estacionales que pueden afectar.

Para Arroyo, el hecho de que el PIB no refleje la mejora del empleo resulta una anomalía. "Hay un cierto desacople entre los datos de empleo y los de Contabilidad Nacional", señala. Además, este desacople supone que la productividad se esté reduciendo, "un caso bastante inusual" según lo define el secretario de Estado de Seguridad Social.

Ómicron

Preguntados en varias ocasiones por los periodistas, tanto Arroyo como Pérez Rey han querido descartar que la pandemia pueda perjudicar al empleo tanto como lo hizo en 2020. "Tenemos muchas incertidumbres pero no creo que sean mayores que en 2021", dice Arroyo. No obstante, los contagios que se están produciendo en las últimas semanas sí que se están notando en el número de bajas. De hecho, Arroyo confirma que se está produciendo "un incremento esperable en el número de bajas por incapacidad temporal, pero lejos de los máximos que se experimentaron en la primera ola de la pandemia".

Temporalidad

Una de las medidas más pregonadas por el Gobierno en la nueva legislación laboral es la eliminación del contrato por obra y servicio. Pérez Rey cree que tanto esta decisión como el resto de medias contribuirán a mejorar la estabilidad en el empleo. Desde su punto de vista, los contratos por obra y servicio encubrían trabajos permanentes, por lo que es de esperar que se transfieran hacia contratos indefinidos.

De momento, la tasa de contratos indefinidos ya ha mejorado hasta superar el 10% del total en el mes de diciembre. Para Pérez Rey, esto es un indicio de que el cambio en el modelo laboral en España "se va a ir dando de manera sostenida". Por su parte, Arroyo subraya que "España es una anomalía en temporalidad y en desempleo". En su opinión, el trabajo temporal ha favorecido los altos niveles de desempleo.

Principales retos para 2022: más perfiles tech y refuerzo de las soft skills

Reducir el aislamiento social para salvar la economía

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"