latam

La guerra de precios impulsa las ventas de los supermercados en Colombia

Mercados que venden productos con “descuentos duros” aumentaron significativamente su facturación durante la pandemia y superan a rivales de gran tamaño con más años de presencia en el sector

26 DE junio DE 2021. 08:57H Carlos Turdera (LATAM)

ea5dbeae0b7639c7817b1e27fb96e96f.JPG

Un aumento del 48% en el volumen de ventas fue el efecto que provocó el primer año de pandemia en las planillas de Koba Colombia, la firma que opera la red D1 de supermercados, para pasar de ser la cuarta a la tercera más importante del país en ese período, con una facturación de 163,7 millones de euros.

Un poco más abajo, la firma portuguesa Jerónimo Martins -que opera los supermercados Ara- también subió de posición en el mismo ranking, pasando del sexto al quinto lugar después de contabilizar un aumento de 24,5% en su volumen anual de ventas, que llegaron a 87,5 millones de euros.

Precios bajos, ventas altas

Los datos son de la Superintendencia de Sociedades de Colombia y revelan también que la clave que les permitió a estas redes de establecimientos medios superar a rivales de gran tamaño con más antigüedad en la plaza, fue su política de precios bajos.

“Una oferta atractiva, una operación eficiente y bajos costos”, resume Tatiana Mejía, presidente de D1, al comentar la lealtad de los consumidores a esa red que ya tiene 1700 tiendas y más de 15.000 colaboradores en todo el país.

El 2020 fue un año retador y desafiante en todos los aspectos pero fue de consolidación de esa propuesta de valor y eso fue lo que logramos capitalizar”, dijo la ejecutiva al portal America Retail analizando sus resultados.

La caída general

El trabajo de la Superintendencia de Sociedades presenta los estados de las 1.000 empresas más grandes del país con información financiera de ingresos operacionales correspondientes a 27.952 sociedades hasta el 31 de diciembre de 2020.

En el caso de las empresas más grandes, el informe refleja el impacto negativo de la pandemia en los balances, detallando que los ingresos operacionales decrecieron -7,6%, las ganancias se redujeron -34,1% y los pasivos crecieron +4,7% en el primer año de la crisis sanitaria.

“Este informe permite estudiar el comportamiento de las empresas, realizar análisis sectoriales y regionales e identificar tendencias económicas”, dijo el superintendente Juan Liévano, puntualizando que el PIB colombiano ha caído -6,8% en 2020, el año analizado. 

Resultado por sectores

Si bien el tejido empresarial colombiano mostró “resiliencia y el impacto positivo de la estrategia del Gobierno durante la crisis”, según el funcionario, algunos sectores fueron más afectados, como el minero-hidrocarburos y servicios.

Servicios aporta el 30,8% de los ingresos operacionales y es el sector que presenta la mayor rentabilidad por patrimonio, con 11,9%, al mismo tiempo en que presenta el margen más alto, obteniendo 14,1 pesos colombianos de ganancia por cada 100 de ingresos, detalla el informe. 

En ese contexto, tanto D1 como Ara son mercados llamados de “descuento duro”, tiendas que presentan productos de marcas no muy conocidas a un precio notoriamente bajo y esta es la razón de su éxito en ventas, concluyen los especialistas locales.

Monex Europe: "En Jackson Hole podremos ver las primeras pinceladas del tappering"