pymes

Alternative Leasing, el fondo del Santander para maquinaria y equipamiento

Banco Santander culmina 2020 reforzando su apuesta por las pymes españolas, ampliando las opciones de inversión alternativa para mejorar la financiación de este segmento y ofreciendo nuevas soluciones que les permita diferenciarse con sus clientes y proveedores promoviendo sus señas de sostenibilidad.

23 DE diciembre DE 2020. 08:46H Dirigentes

fececb2be7b4aeb94ae130bdaafc589c.jpg

El Santander aportará hasta 300 millones de euros de su propio balance en el lanzamiento de Alternative Leasing, el nuevo fondo de inversión libre gestionado por Santander Asset Management que está dirigido a inversores institucionales que buscan diversificar su inversión hacia las pymes mayoritariamente españolas y, en menor medida, de Portugal, Francia y Benelux.

La financiación se estructurará, en la mayor parte de los casos, a través de contratos de compra y posterior arrendamiento de maquinaria y/o equipamiento industrial, normalmente en uso, existente en el balance de las empresas y que se considere crítico para el desarrollo de su negocio. Con este fondo, que pretende alcanzar un volumen máximo de 750 millones de euros, el Santander complementa su apuesta el negocio tradicional de leasing de maquinaria nueva y amplía la lista de iniciativas impulsadas por el banco para ofrecer a las empresas vías de financiación alternativas al crédito.

De esta manera, Alternative Leasing será gestionado por el equipo de activos alternativos ilíquidos de Santander Asset Management, gestionado por Borja Díaz-Llanos. El fondo contará con alrededor de 50 inversiones, con un vencimiento máximo de ocho años y un tamaño medio por transacción de entre 10 y 15 millones. El objetivo es alcanzar una rentabilidad neta, no garantizada, superior al 5%. El fondo podrá invertir en cualquier sector, salvo aquellos considerados restringidos.

Las inversiones se realizarán bajo un marco de riesgos predefinido conjuntamente por los equipos de Santander Asset Management, Santander y los clientes institucionales inversores del fondo. En la labor de originación de las oportunidades de inversión y servicing de la cartera, el fondo contará con el servicio de LB Oprent.

Otra de las iniciativas más llamativas para las pequeñas y medianas empresas es la plataforma Tresmares, que funciona de forma independiente con un equipo gestor especializado en financiación directa, deuda privada y capital riesgo y pone el foco en empresas con alto potencial de crecimiento. También destaca el Fondo Smart, un fondo de deuda privada gestionado por los equipos del banco y que ofrece a las empresas financiación para proyectos con criterios de crecimiento del empleo, sostenibilidad, innovación, digitalización y generación de empleo.

Adicionalmente, Banco Santander ha creado un sello para calificar la sostenibilidad de las empresas de hasta 50 millones de facturación, con el objetivo de ayudarles a obtener un rating que les permita diferenciarse con sus clientes y proveedores. Se trata del primer rating de sostenibilidad concebido para este segmento que existe en el mercado con el aval independiente de AENOR, y ayudará a estructurar, conocer y mejorar la información y el nivel de implantación de ámbitos de la sostenibilidad que puedan necesitarse en determinados concursos públicos.

Así, este modelo permitirá calificar a las empresas según criterios ASG (Medio Ambiente, Social y de Gobernanza Corporativa) y valora aspectos tales como el consumo de recursos o la gestión de los residuos en la dimensión medioambiental, la igualdad de oportunidades y el desarrollo profesional en el plano social o si se tienen en cuenta criterios éticos en la gestión de la empresa en materia de gobierno corporativo.

Este servicio hace parte de la oferta de Santander One Empresas y se desarrolla mediante un proceso muy sencillo y 100% digital. Tras una calificación preliminar con varios niveles (iniciado, básico, avanzado y experto), las pymes pueden obtener un informe personalizado con planes de mejora y una guía de buenas prácticas. Para la concesión del índice de sostenibilidad definitivo, los clientes pueden acceder a la auditoría telemática de AENOR. Posteriormente, se calibran las evidencias y se verifica el nivel final, con la posibilidad de obtener una distinción pública del certificado.

Cabe recordar que, en el marco de los desafíos derivados por la pandemia por el coronavirus, Santander ha destinado más de 600 millones de euros diarios para la financiación de pymes y empresas, entre otras iniciativas y medidas. Gracias a este esfuerzo, han sido reconocidos como en el Mejor Banco del Mundo para pymes 2020, según la revista Euromoney.

Alberto Chan: "En el primer trimestre podemos ver correcciones en las bolsas"