Últimas noticias | trabajo - hidrógeno - 5g - i+d+i

Nacional

¿Cómo han hecho frente los Gobiernos europeos a la crisis energética?

El pasado viernes, los Veintisiete acordaron reducir la demanda eléctrica, una tasa de “solidaridad” a las compañías intermediarias de combustibles fósiles y el límite del precio al que las productoras de electricidad inframarginales pueden comercializar la energía

03 DE octubre DE 2022. 07:31H Isabel Garrido

Crisis energética Europa Dirigentes Digital

El viernes pasado los ministros de Energía de la Unión Europea (UE) cerraron un acuerdo político para intervenir el mercado eléctrico comunitario y aplicar diferentes medidas de emergencia para tratar de definir el reglamento que limitará el precio del gas ruso que importa el Viejo Continente, así como la aplicación de recortes a los beneficios extraordinarios de las empresas eléctricas. De este modo, tras un breve encuentro, los Veintisiete anunciaron su decisión de reducir el consumo de electricidad, disminuyendo la demanda eléctrica de la UE un 5% en horas pico. 

También se estableció una tasa de “solidaridad” a las compañías intermediarias de combustibles fósiles y, en tercer lugar, se acordó un límite de 180 euros/MWh al precio al que las productoras de electricidad inframarginales pueden comercializar la energía. Estas medidas serán formalmente adoptadas esta semana y entrarán en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE). 

Es importante recordar que el aumento de los precios de la energía en Europa a lo largo de los últimos meses ha llevado a los diferentes gobiernos a implementar medidas para proteger a los consumidores. Tal y como recuerda el sitio web especializado en análisis e investigación económica, Bruegel, algunos países como Italia y España han solicitado la implementación de reservas estratégicas de gas natural. Hungría y República Checa han propuesto repensar el mecanismo del Régimen de Comercio de Emisiones y Francia ha hablado en diversas ocasiones sobre la reforma del mecanismo de fijación de precios del mercado europeo de la energía.

Así las cosas, Europa comenzó hace justo un año a aprobar diferentes paquetes para paliar los efectos de la crisis energética y sus consecuencias en el coste de la vida, lo que ha dejado un desembolso de 500.000 millones de euros en todo el conjunto del continente. En este escenario, España es el país que mayor número de medidas ha aprobado y el quinto que más gasto ha designado: 35.500 millones de euros, una cifra que representa el 2,9% de su PIB, según destaca el informe Políticas nacionales para proteger a los consumidores del aumento de los precios de la energía, elaborado por Bruegel. 

¿Quién gasta más en Europa?

A la hora de analizar el gasto en el que han incurrido cada uno de los países europeos, el análisis de Bruegel destaca que solo hay cuatro países que superan a España. Estos son Italia (59.200 millones de euros), Francia (71.600), Alemania (100.200) y Reino Unido (178.400). 

En el caso de Italia, el presupuesto invertido representa el 3,3% de su PIB. Recientemente, el Senado de este país ha aprobado el proyecto de ley Aiutibis, compuesta por una dotación de 17.000 millones de euros con los que se extenderá el trabajo inteligente para trabajadores y padres vulnerables y se llevará a cabo la contratación permanente de trabajadores temporales, entre otras medidas. También, el pasado 16 de septiembre el Gobierno italiano aprobó el decreto ley Aiuti-ter, compuesto por otros 14.000 millones de euros dirigido a ayudar a las empresas durante los próximos tres meses.

También este mes de septiembre, al otro lado de los Pirineos, en Francia, el Gobierno anunció que el escudo tarifario extendido hasta diciembre de 2022 para el gas y hasta febrero de 2023 para la electricidad se renovará el próximo año, en 2023. Según explican desde el informe, el paquete de ayudas aprobado en el mes de agosto por valor de 20.000 millones de euros tiene, entre otros objetivos, el fin de “compensar a los hogares y las pequeñas empresas por el fuerte aumento esperado en los precios de la energía e incluye: el aumento de los precios del gas y la electricidad en un 15%”. En su caso, el porcentaje del PIB que el Gobierno francés ha destinado a hacer frente a la crisis energética asciende hasta el 2,9%.

En Reino Unido, bajo la dirección de la nueva primera ministra, Liz Truss, “el Gobierno ha elaborado un plan para congelar los gastos domésticos anuales en electricidad y gas en 2.723 euros”. De este modo, el déficit de las empresas de energía creado por esta ley será cubierto por el Ejectutivo y se estima que le costará a este país cerca de 150.000 millones de euros en el próximo año y medio. El porcentaje del PIB dirigido a paliar la crisis energética es del 6,5%.
 

Artículos relacionados

La Unión Europea aprueba intervenir el mercado energético
El otoño se presenta más que caliente en España
Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"