lunes, 16 septiembre 2019
ZONA PREMIUM
Fondos

Así serán los test de estrés a los fondos de inversión

Ya se conocen las directrices definitivas para los test de estrés de liquidez a los que deberán someterse los fondos de inversión. Las ha dado a conocer la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) y serán aplicables desde septiembre del año que viene.

03 de septiembre de 2019. 06:36h Funds & Markets
  • Así serán los test de estrés a los fondos de inversión

A partir del 30 de septiembre de 2020, los fondos de inversión, incluidos los productos de inversión alternativa (AIF) y los de formato UCITS (Organismos de inversión colectiva en valores mobiliarios) deberán llevar a cabo exámenes de liquidez.

Las directrices de la ESMA requieren que los administradores de fondos realicen pruebas de resistencia de los activos y pasivos de los fondos que administran. Esto incluye las solicitudes de reembolso de los inversores, que son la fuente más común e importante de riesgo de liquidez. "Los administradores deben ser conscientes del riesgo de liquidez de los fondos que administran y utilizar las pruebas de resistencia como una herramienta para mitigar este riesgo", aseguran desde la ESMA.

Las directrices de la CNMV europea aconsejan a los administradores de estos productos notificar los potenciales riesgos y las medidas para atajarlos a las autoridades nacionales competentes. Una directriz también se aplica a los depositantes, "que requieren la verificación de que el administrador del fondo ha implementado procedimientos documentados para su programa de pruebas de estrés de liquidez".

Una vez al año

La ESMA aconseja, por ejemplo, que esos exámenes se lleven a cabo por lo menos una vez al año aunque serán las características concretas de cada fondo las que determinen una frecuencia más elevada o más reducida.

El documento de la Aurotidad Europea de Valores y Mercados señala que en las pruebas deben usarse escenarios históricos pero sobre todo hipotéticos. "Los requisitos comunes permitirán la convergencia en la forma en que las autoridades nacionales competentes supervisan las pruebas de estrés de liquidez en toda la UE", remarca.

Las Directrices de la ESMA siguen las recomendaciones de la Junta Europea de Riesgo Sistémico publicadas en abril de 2018 sobre cómo abordar el riesgo de liquidez y apalancamiento en los fondos de inversión.