fondos

“China es la bolsa que más potencial tendrá en 2019”

Roberto Ruiz-Scholtes, director de estrategia de UBS en España, habla sobre todo a lo que se enfrentan los mercados en este nuevo ejercicio.

03 DE enero DE 2019. 15:07H Héctor Chamizo

Arrancamos un 2019 en el que los mercados no estarán exentos de complejidad. La volatilidad parece que ha llegado para quedarse y por eso es importante cuál ha de ser el mejor método para preparar la cartera. Roberto Ruiz-Scholtes, director de estrategia de UBS en España, habla sobre todo a lo que se enfrentan los mercados en este nuevo ejercicio, así como dónde pueden darse las principales oportunidades de inversión.

2018 se ha caracterizado por ser un ejercicio en el que la volatilidad ha regresado a los mercados. ¿Deberíamos esperar un 2019 similar?

Creemos que será similar en volatilidad y en episodios de subidas o bajadas muy concentrados, si bien pensamos que será mejor en rentabilidades. Habrá, por una parte, una vuelta gradual de la confianza en la continuidad del ciclo, un crecimiento positivo de entre el 5% y el 7% de los beneficios empresariales y, por otra, unas atractivas valoraciones de partida. Todo ello sentará las bases para una recuperación de los índices bursátiles de entre el 10% y el 15% en los próximos 12 meses.Los focos de incertidumbre se han centrado en Donald Trump y la guerra comercial en Estados Unidos. ¿Piensa que la tensión puede aumentar o disminuir el próximo ejercicio?Sigue siendo la mayor amenaza para la continuación del ciclo global. UBS espera algo de tensión adicional (probablemente con una subida del arancel del 10 al 25% sobre 200.000 millones de dólares) antes de llegar a un compromiso que evite una escalada arancelaria agresiva. Esto minimizaría los efectos sobre la economía y las empresas y devolvería la calma a los mercados.Se está viendo como la política monetaria también se está trasladando en el comportamiento para algunas clases de activos. ¿Qué ha de esperarse para la renta variable de Estados Unidos el próximo año?UBS prevé que la Reserva Federal pare la subida de tipos cerca del nivel de 3,25%, lo que debería de evitar que la rentabilidad de la deuda a largo plazo se vaya muy por encima de ese umbral. Por lo tanto, esperamos retornos positivos en la renta fija estadounidense en dólares y que la estabilidad entipos y diferenciales permita una recuperación de los múltiplos bursátiles. Estos dos factores, combinados con el aumento esperado de beneficios empresariales de entre el 4% y el 6%, permitiría que el S&P 500 alcance nuevos máximos marginales en una horquilla de 2950-3050.¿Es momento de sobreponderar renta fija estadounidense o mejor estar al margen?Creemos que es momento de sobreponderarla: ya descuenta tres subidas adicionales de la Reserva Federal, el tipo real es muy superior al de la Zona Euro y además es el único activo que proporciona diversificación en las carteras. Si la economía se frena abruptamente, la Reserva Federal revertirá las subidas de tipos y el precio de los bonos de mejor calidad subirá.En cuanto al dólar y su evolución, ¿piensa que se revalorizará con respecto al resto de divisas o quizá relajará la fortaleza?

UBS prevé que el tipo de cambio EUR/USD vuelva al rango 1,20-1,25 a final de 2019. La Reserva Federal dejará de subir tipos hacia verano, justo cuando el BCE se disponga a subirlos. Partiendo de una sobrevaloración cercana al 15% y con mayores déficit público y de la balanza de pagos, creemos que el dólar perderá terreno.Centrándonos en Europa, se espera que 2019 sea el año en el que comience la normalización monetaria por parte del Banco Central Europeo. ¿Cuáles son sus perspectivas?Estimamos que habrá una normalización muy lenta, con una primera subida del tipo de depósito hacia septiembre para acabar el año aún en el 0% o ligeramente por debajo. Creemos que tan solo alcanzará el 0,50% (de tipo de depósito, que rige el mercado monetario) a finales de 2020.Europa tiene también varios focos de riesgo como son el Brexit o Italia y su nueva política. ¿Debería disuadirnos estos factores para tomar posiciones en Europa?Creemos que no, pero tampoco sobreponderaríamos Europa. Ambos factores de riesgo amainarán a lo largo de 2019, permitiendo que las bolsas europeas se recuperen. Sin embargo factores como el menor potencial de crecimiento, el previsto fortalecimiento del euros y las lentas subidas de tipos del Banco Central Europeo serán lastres para los índices. Recomendamos una posición neutral en Europa, EE.UU. y Emergentes (y estos dos últimos deberían de suponer cerca de la mitad de las acciones).¿Cuáles son los activos que considera que se pueden comportar mejor dentro del ámbito europeo? ¿Qué se puede sobreponderar?Creemos que las acciones serán el activo más rentable. Preferimos los sectores petrolero (prevemos que el Brent vuelta a superar los 75 dólares) e industrial, con exposición selectiva a otros negocios cíclicos y expuestos a mercados emergentes que han sufrido un castigo excesivo en los últimos meses. No se dan las condiciones para sobreponderar el sector financiero.Muchos analistas están hablando de la posibilidad de inversión en los mercados emergentes. ¿También lo ve así? ¿Qué oportunidades ofrecen?Son las bolsas con mayor potencial, en especial en Asia y en particular en China. Su valoración es muy atractiva (PER <11x), su crecimiento de beneficios será mayor y ya descuentan una probabilidad alta de recesión (que vemos improbable hasta, al menos, 2021) y un impacto muy negativo de los aranceles de Estados Unidos. Aprovecharíamos el desplome de los últimos meses para ajustar la exposición de las carteras a las acciones de mercados emergentes para ponerlas, como poco, en el peso que tienen en los índices globales (~14%).Le voy a hacer una última pregunta y es en relación a estrategia. ¿Cuál sería, por tanto, su cartera perfecta para este 2019?Una cartera tremendamente diversificada por mercados y activos. Sobreponderada en acciones globales, con un sesgo a negocios y temas con mayor crecimiento estructural y una presencia relevante en Asia Emergente. Pero a la vez con exposición significativa a los bonos de alta calidad en Estados Unidos. y a la deuda soberana de países emergentes en dólares (aunque cubierto a EUR). En general, tendríamos cubiertos los tipos de cambio ante la perspectiva de que el euro sea de las monedas más fuertes en 2019. Cautela en la deuda europea a largo plazo, aunque esperamos retornos positivos en la deuda periférica y en los bonos de peor calidad crediticia.

Indexa: "Los inversores de fondos indexados se benefician del análisis que hace el mercado"