europa

Comisión Europea: “Nos tenemos que preguntar por qué no fabricamos mascarillas”

El vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, censura la toma de medidas descoordinadas de los gobiernos nacionales

19 DE mayo DE 2020. 08:30H Mario Talavera

5ac6cfb619ff42b5518c74f5758a4938.jpg

Los desacuerdos en el seno de la Unión Europea fueron ostensibles durante los primeros momentos de la crisis del coronavirus. Tanto es así que incluso desde la Comisión Europea, el órgano comunitario de la Unión, se critican las posiciones enfrentadas de algunos de los países miembros. En particular, Margaritis Schinas, vicepresidente de la Comisión, recalca que hubo desacuerdos en el modo de estructurar la respuesta europea.

“Hubo desacuerdos, que si bonos, coronabonos, mutualización de la deuda…” ha enumerado Schinas durante un evento online organizado por Nueva Economía Fórum. “Más que los debates teóricos, necesitamos los instrumentos específicos para comenzar la recuperación”, comenta el vicepresidente que, además, adelanta que en los próximos 10 días se realizará un anuncio importante por parte del gobierno al que pertenece.

No obstante, no niega que esta crisis supone un contratiempo para los objetivos que se había marcado Úrsula von der Leyen, como son “liderar la transición” hacia una Europa “verde y digital”. No obstante, esos objetivos han pasado a un segundo plano por la emergencia de la COVID-19. “Hay muchas cosas que tenemos que completar con nuestra acción”, ha explicado Schinas.

En particular, Schinas ha reflexionado sobre las dificultades que ha tenido Europa para hacer frente al virus. “Nos tenemos que preguntar por qué no fabricamos mascarillas, respiradores, antibióticos o paracetamol en Europa”, se cuestiona el político griego. Con todo, para Schinas estas cuestiones no supone perder los objetivos de la comisión, sino situar los nuevos objetivos que ha puesto en relieve esta crisis.

Con respecto a la posibilidad de que se alumbre una vacuna en el continente, Schinas considera que “es importante organizarnos para después”, de modo que llegue a todo el mundo “y sobre todo para aquellos que tienen servicios de sanidad más frágiles”. El comisario ha reprendido a los países miembros sobre la toma unilateral de decisiones que se produjo al principio: “Con las vacunas no nos podemos permitir la misma falta de coordinación que al principio de la pandemia”.

Ingreso Mínimo Vital y Madrid

También han participado en el foro el ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. Escrivá ha aprovechado para responder acerca de la necesidad de instaurar un Ingreso Mínimo Vital que, según ha explicado, lleva siendo una recomendación del Consejo Europeo desde 2012. “Tenemos un problema de partida muy serio”, comenta Escrivá, quien considera que “la crisis va a exacerbar problemas de exclusión y marginalidad”.

Schinas ha contestado que no se trata de un tema nuevo, sino que es un mecanismo prioritario para la nueva Comisión y que, además, se ha planteado “muchas veces a nivel europeo”. Desde su punto de vista, la lección de esta crisis es que Europa tiene que ser capaz de proteger a los ciudadanos más vulnerables y, a la vez, proporcionar oportunidades y libertad para los ciudadanos y las empresas.

Por su parte, el alcalde de Madrid ha incidido en que las ciudades han sido “las grandes castigadas” y, de hecho, la ciudad que gobierna ha registrado el mayor número de infectados y fallecidos en toda Europa. Por ello, cree importante replantear el papel de las grandes urbes y cómo pueden responder ante situaciones como estas. En esa línea, subraya la capacidad de los ayuntamientos para responder ante las necesidades locales más urgentes. “Tenemos una emergencia económica y social en este momento y en la emergencia social tenemos que estar en primera línea”, analiza Martínez-Almeida.

Por su parte, el comisario europeo considera que Madrid debe representar “un modelo de gran ciudad abierta europea” y que tanto la capital de España como el resto de ciudades tendrán que aplicar las directrices europeas en sus propios ámbitos. Así, cree que “habrá que hacer un esfuerzo desde las empresas, administraciones locales y regionales”, sobre todo en lo referente a apoyar a los sectores que más están sufriendo la crisis.


Buy and Hold: “Google o Facebook a un PER 20/21 no son empresas caras”