lunes, 10 diciembre 2018
ZONA PREMIUM
Con Nombre Propio

El crudo se incrementa por la presión política

08 de octubre de 2018. 15:38h Joaquín Robles
  • Image

El petróleo se mantuvo cerca del nivel más alto en casi cuatro años ante los temores de que la reducción de oferta supere las expectativas de un aumento en los inventarios de crudo estadounidense.

Los precios llegaron a cotizar por encima de los 85 dólares por barril durante esta semana. Las reducciones en el suministro de Irán y en Venezuela continuaron sacudiendo a los mercados, impulsando los precios a la zona más alta desde noviembre de 2014. Esta situación se vio acentuada por los aumentos en los inventarios y por la reducción en la producción de varios de los principales productores norteamericanos.

El crudo ha ganado más del 20% este año debido a las crecientes preocupaciones de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo no aumenten la producción lo suficiente como para compensar las pérdidas de las sanciones estadounidenses sobre el petróleo iraní. Las exportaciones del estado del Golfo Pérsico parecen haber disminuido más de lo que esperaba el mercado, con Corea del Sur, Japón e India que ya que ya han dejado de comprar a Irán antes de las sanciones que empiecen el 4 de noviembre.

Cada vez hay más analistas que apuestan por que el petróleo pueda recuperar la zona cercana a los 100 dólares, sin embargo, nosotros pensamos que para ello deberían cumplirse varios requisitos. Además de continuar reduciéndose la oferta, la OPEP tendría que continuar sin ampliar la producción. En el corto plazo la primera zona de resistencia esta en los 88 dólares por barril.

Mientras la OPEP lucha por llenar el vacío creado por Irán y Venezuela, se dice que las conversaciones entre Arabia Saudí y Kuwait para reiniciar dos campos petroleros en una zona neutral se han estancado nuevamente. La puesta en marcha podría llevar a 500,000 barriles adicionales por día. Actualmente, la mayoría de los productores de la OPEP están bombeando a plena capacidad, o cerca de ella, y solo Arabia Saudí puede aumentar la producción de manera significativa.

En los EEUU, se estima que los inventarios de crudo aumentaron 1.5 millones de barriles la semana pasada. Las respuestas variaron ampliamente, con un analista pronosticando una ganancia de 3,65 millones de barriles, mientras que otros predicen una disminución de 2,5 millones a 3 millones de barriles. Mientras tanto, se informó que el American Petroleum Institute, financiado por la industria, informó que las existencias aumentaron en 907,000 barriles la semana pasada.

El West Texas Intermediate con vencimiento en noviembre cotiza a 75.30 dólares. El martes alcanzó el cierre más alto desde el 24 de noviembre de 2014. El volumen total fue de alrededor del 37% por debajo del promedio de 100 días.

Mientras que el Brent con vencimiento en diciembre subió a 84.89 dólares el barril en la bolsa ICE Futures Europe con sede en Londres. El crudo de referencia mundial se negoció con una prima de 9.75 dólares frente al WTI durante el mismo mes.

Joaquín Robles, analista de XTB