martes, 15 octubre 2019
ZONA PREMIUM
Fondos

Los retos que deben afrontar los fondos en los próximos años

La gestión pasiva, la irrupción de los milennials y la inversión con criterios ESG son los tres principales aspectos.

19 de septiembre de 2019. 08:00h Patricia Malagón
  • Los retos que deben afrontar los fondos en los próximos años

Mercer, la empresa líder en consultoría, ha celebrado en Madrid su Annual Forum Mercer Investments en el que ha analizado aquellos cambios que deben afrontar los fondos de inversión y los planes de pensiones para adaptarse al futuro de la mejor manera posible, entre otros temas que también se han tratado en el evento. “En España hemos sido los encargados de asesorar en las comisiones de control de los planes de pensiones”, señalaba en Pedro Polo, CEO de Mercer Spain.

Las nuevas tecnologías han cambiado para siempre la forma de invertir. Uno de estos cambios es la gestión pasiva, que representará un 20% sobre el total de activos bajo gestión en el año 2021, según Mercer. Por ello, la compañía busca las mejores maneras para que las diferentes gestoras y bancos privados consigan implementar esta tendencia.

Pero no solo eso, el cambio demográfico es muy importante para el futuro de la inversión. La nueva generación, conocida como millenials, demanda más cosas a sus gestores y busca cosas distintas en los fondos en los que invierte, más allá de la rentabilidad. La transparencia y la manera de comunicarse ha cambiado. Pero no solo eso, los integrantes de esta generación demandan, cada vez más, una inversión socialmente responsable. Lo que se conoce como ISR o invertir bajo los criterios ESG. Es ahí donde Mercer actúa como socio necesario para evitar que las gestoras no se queden atrás.

El ESG

La inversión bajo los criterios de buen gobierno, socialmente responsable y medioambiental es una tendencia que será clave en el futuro. Será clave por tres factores, tal y como han señalado Amit Potat, partner & european business leader de Mercer y Helga Birgden, global business leader de la compañía. El primer punto es que los millennials demandan este tipo de inversión y quieren tener impacto en el nuevo modelo sostenible a través de sus inversiones. El segundo punto, igual de importante, tiene que ver con la regulación. Los Gobiernos de todos los países y las entidades supranacionales como la Unión Europea están creando una fuerte normativa que demanda inversiones ESG. Pero además de eso, también se volverán más exigentes con las empresas. Por último, como señala Birgden, porque el planeta lo necesita. Necesita un cambio de modelo que haga que el mundo sea más sostenible, y la inversión en empresas que trabajan con criterios ESG parece fundamental.