miércoles, 20 febrero 2019
ZONA PREMIUM
Inversión

¿Qué importa realmente a la hora de invertir en bonos?

Agnieszka Gehringer y Kai Lehmann, analistas senior del Instituto de Investigación Flossbach von Storch, analizan los procesos para invertir en Renta Fija.

07 de enero de 2019. 00:01h Héctor Chamizo
  • Image

La discusión sobre "activo frente a pasivo" ha sido intensa durante muchos años. Particularmente en el contexto de los mercados, esto se debe principalmente al fuerte crecimiento en volumen y la gran diversidad de productos de gestión pasiva, especialmente los fondos cotizados (ETF).

Sin embargo, la discusión ahora también se está extendiendo al mercado de bonos. A pesar de que la clase de seguridad de los ETF basados ​​en bonos todavía es bastante joven, su volumen total alcanzó 1 billón de dólares a finales del año pasado. La cuestión de si un gestor de fondos activo puede superar a su índice de referencia correspondiente o un ETF derivado de él es probable que se confronte cada vez más en la industria de los fondos a partir de ahora.

Los defensores del enfoque de inversión pasiva se ven respaldados por una amplia evidencia empírica en relación con el mercado de valores. La mayoría de los fondos de capital activo no logran vencer al mercado a largo plazo, ya que la suma del rendimiento de todos los inversores corresponde a la rentabilidad del mercado, y esto antes de la deducción de las comisiones del fondo.

De acuerdo con esto, el promedio de los gestores activos se queda por detrás del mercado. Según explican los expertos de Flossbach von Storch, los inversores deben, por lo tanto, "buscar activamente fondos con una estrategia de inversión consistente, lo que aumenta significativamente la posibilidad de un exceso de rendimiento sostenible".

Ahora, centrando la atención en el mercado de bonos, la realidad es que los gestores de fondos de bonos activos con un enfoque de inversión flexible y orientado globalmente pueden "superar al mercado durante largos períodos de tiempo". No es sorprendente que esta observación no se aplique a toda la muestra de fondos incluidos y a todos los períodos de inversión.

Por lo tanto, si se a`plica dicho razonamiento también en el mercado de bonos no se debe confiar a ciegas en la superioridad de los fondos gestionados activamente, sino que la búsqueda de gestores capaces de tener una estrategia de inversión consistente es esencial.

Así las cosas, el mercado de bonos es altamente complejo en términos de la fuerte segmentación de los valores negociados, sus diversas características y las diversas agendas de los participantes del mercado.

Esto puede favorecer las ineficiencias en el proceso de fijación de precios. Para los gestores de fondos de bonos flexibles, esto ofrece una variedad de diferentes fuentes de ingresos. Como contrapunto, la complejidad del mercado de renta fija acarrea desafíos.

Como muestra la investigación de la gestora, algunos gestores de fondos activos pudieron explotar estas fuentes de rendimiento y superar a los índices de referencia más importantes durante períodos de inversión más largos. La tasa de éxito de los gerentes activos es mayor que en las acciones.

Sin embargo, la superioridad de las soluciones de fondos activos no debe confiarse ciegamente en el área de ingresos fijos, pero la búsqueda de gerentes capaces con una estrategia de inversión consistente también es un requisito previo importante.