inversion

¿Qué podemos esperar para el Bitcoin en 2019?

Tras el rally que vivió Bitcoin en 2017 ha llegado su relajación en 2018. Desde que comenzó el segundo trimestre del año, la moneda se ha mantenido más o menos estable, lo que hace cuestionarse si en 2019 seguirá igual o, por el contrario, volverá a vivir una fuerte escalada en los precios.

06 DE noviembre DE 2018. 11:15H Patricia Malagón

shutterstock-1153973851_88769_20181106112307.jpg

En el año 2009 nació Bitcoin, aunque hasta 2017 esta criptomoneda pasó desapercibida para la mayor parte de la opinión pública. En febrero empezó a acaparar los primeros titulares porque superó, por segunda vez, los 1.000 dólares de cotización. Solo unos días después, y por primera vez en su corta historia, un Bitcoin estaba más cotizado que una onza de oro. El año siguió su curso y en octubre de ese mismo año logró otro hito: superar los 5.000 dólares. Fue ahí, cuando inició un rally apoteósico que le llevó a alcanzar los 19.000 dólares en diciembre.

Entre enero y marzo de 2018 la criptodivisa se desinfló y perdió la mitad de su valor. De los 19.000 pasó a los 8.000 dólares y ahí se ha mantenido estable. Lo cierto es que, desde marzo y hasta mediados de octubre, la moneda ha logrado moverse entre los 9.000 y los 6.000 dólares.

En la breve historia del Bitcoin, este no ha sido ni su primer rally, ni su primer hundimiento. En 2011, pasó de tocar techo en los 29,6 dólares a bajar hasta los 6,55 dólares en dos meses. A finales de aquel año, la moneda se cambiaba por 1,11 dólares. El 6 de abril de 2013 una nueva y vertiginosa subida le llevó hasta los 280 dólares y solo una semana después se desplomó en los 68. A finales de ese mismo año consiguió superar los 1.110 dólares, una cifra que no logró sobrepasar de nuevo hasta cuatro años después.

La volatilidad, como se puede apreciar, ha sido y es el santo y seña de esta criptomoneda. Pero, a pesar de sus caídas y rebotes, el Bitcoin siempre ha logrado incrementar su valor. Por eso, es necesario hacerse varias preguntas: ¿se vivirá en 2019 un nuevo rally del Bitcoin?, ¿son las criptomonedas una burbuja? y ¿es recomendable invertir?

¿Qué esperar en 2019?

Rafi Aviav, director de Desarrollo de Producto de WisdomTree para Europa, apuesta por una estabilización de los precios en Bitcoin y en el resto de criptodivisas “lo cual sería algo muy positivo”. Aunque no descarta que pueda darse otro rally a mediados de 2019, “si la tecnología de la criptomoneda progresa como se espera”. Los hechos que más pueden influir son “la puesta en marcha de la siguiente fase de Ethereum junto con otros desarrollos que alienten la adopción institucional en esta clase de activos”.

El profesor de Economía Monetaria y Financiera de la Universidad Complutense de Madrid, Pedro Durá, comenta que es “muy complicado” realizar una predicción sobre la evolución del Bitcoin el próximo año. Ya que todo puede depender de las “expectativas sobre la evolución de su uso, las cuales a su vez están relacionadas con innumerables variables como, por ejemplo, la respuesta de la regulación en diferentes países, el comportamiento de las monedas tradicionales, la evolución de otras criptomonedas, etc.”.

Durá también señala que hay que poner el foco en el resto de monedas virtuales, “en 2016 el 90% de la capitalización de divisas digitales lo acaparaba el Bitcoin, a día de hoy reúne el 40%”.

Otro de los expertos consultados, José Moisés Martín, economista y director de ‘Red2red’, apuesta por un contexto volátil para el siguiente año. Los motivos que influirán en la volatilidad es el aumento de su uso, que provocaría “un aumento de los precios”, según el experto. Además, señala que la cuestión más importante es saber “si realmente es una moneda de uso o sencillamente un depósito de valor. Yo me inclino más por la segunda opción”.

Por su parte, Todd Gordon, fundador de TradingAnalysis.com, ha afirmado en diversos medios que espera una caída del Bitcoin que le lleve a los 4.000 dólares y un posterior rebote que le devuelva a los 10.000 dólares a comienzos de 2019. Spencer Bogart, un analista de reconocido prestigio en Wall Street, siguió la línea de Gordon y también apuesta por ver a la divisa digital por encima de los 10.000 el próximo curso.

¿Es una burbuja?

No es raro, incluso es frecuente escuchar que las criptomonedas son una nueva burbuja, que se puede asemejar a la de las puntocom. Lo cierto es que tiene cosas en común, son un nuevo producto del que se desconoce su rendimiento futuro, ambos causaron un boom entre inversores y acapararon numerosos titulares en la prensa generalista. Sin embargo, son más pronunciadas las diferencias que las similitudes, al fin y al cabo, las puntocom eran compañías enfocadas a esa primera gran expansión de internet y las criptodivisas son monedas, que en algunos casos están pensadas para usarse como medio de pago en diferentes plataformas.

Para Ignacio Perea, director de inversiones de Tressis, las monedas digitales “pueden tener una aplicación en el futuro”, aunque señala que la escalada de 2017 no tuvo un “entendimiento real”.

Aviav, por su parte, señala que es “difícil” saber si es o no es una burbuja, aunque “tiene algunos signos que parecen una burbuja”. El principal es que “algunas personas tienen una gran cartera de Bitcoin y pueden alterar significativamente los movimientos del precio”. Sin embargo, considera que la tecnología blockchain “sobrevivirá y cambiará varios sectores”.

Si Perea y Aviav no tienen claro si es o no una burbuja, José Moisés Martín es más tajante al señalar que es “una burbuja muy superior a la de las puntocom”. Sobre todo, “si definimos burbuja como el momento en el que una valoración de mercado está muy por encima de los fundamentales de un activo, es una burbuja”.

En lo que sí coinciden los analistas consultados es que no se puede descartar que en el futuro tanto el Bitcoin como otras criptodivisas vivan un nuevo y fuerte auge. Eso sí, todos apuntan que su precio dependerá mucho de las decisiones que adopten los diferentes países. Por ejemplo, la medida que tomó China hace unos meses sobre la prohibición de vetar el acceso a los Exchange mediante internet ha condicionado fuertemente la evolución de la moneda virtual.

¿Invertir o no invertir?

Como ya se ha señalado, este tipo de divisas son altamente volátiles. No solo Bitcoin, también Ethereum o Ripple han vivido fuertes subidas y bajadas. Por tanto, invertir en las criptomonedas es una operación de alto riesgo. Aunque tampoco se puede negar el atractivo que tiene un activo que pasó de cotizar en 1,11 dólares a hacerlo en 19.000 en seis años. Por tanto, lo aconsejable, sí se quiere invertir en cripto, es hacerlo con una inversión pequeña, que no suponga un gran riesgo para nuestra cartera si perdiésemos lo invertido, según la mayoría de los expertos. Además, y como en el resto de sectores, la diversificación entre las diferentes divisas también es una de las claves.

Hay diferentes condicionantes a tener en cuenta a la hora de invertir en estos activos, “Bitcoin tiene nueve años de experiencia, pero el resto casi acaban de nacer. Además, la regulación que puedan poner los gobiernos es otro hándicap”, explica el Director de Desarrollo de Producto de Widomtree.

Desde Tressis, Ignacio Perea, explica que ellos ni recomiendan ni incluyen dentro de “nuestras carteras gestionadas esta inversión dado que es tremendamente volátil y su evolución no responde a un modelo de negocio o una situación crediticia que pueda valorarse”. Un motivo para descartar la inversión es “el grado de concentración de sus tenedores es muy alto (según Bloomberg, los mayores 1.000 inversores controlan el 40% del mercado) por lo que la venta de la posición de uno de ellos podría afectar seriamente a los precios”.

MIFL: "En estos momentos estamos más sesgados a Europa por las valoraciones"