bolsas y mercados

El Ibex 35 cae y se aleja de los 9.100

El índice de referencia del mercado español termina cayendo un 0,18%

16 DE noviembre DE 2018. 08:58H Patricia Malagón

ibex-1_97076_20181116090606.jpg

El Ibex 35 cae y vuelve a alejarse de los 9.100 puntos. Pierde un 0,18 y se queda en los 9056 puntos. A pesar de ello, el selectivo español ha logrado acabar la semana por encima de los 9.000 con Dos frentes muy fuertes en Europa: el Brexit e Italia.

El Brexit puede costarle el puesto a Theresa May que ya se prepara para una posible moción de censura después de las dimisiones en el ejecutivo. Cuando todo parecía atado y hecho con la Unión Europa, se desató una fuerte crisis dentro del partido de May y de su Gobierno y ahora está todo en el aire. De hecho, surgen rumores sobre los contacto de varios miembros del Gobierno con empresas para conocer cómo se tomarían un Brexit duro.

En la UE también hay otro frente, llamado Italia. El gobierno de coalición italiano no cede en sus pretensiones de colar un presupuesto que no cumple la normativa que todos nos hemos dado. Para ellos es una cuestión de honor nacional e indican que la UE no actúa de la misma forma con Franca, España o Alemania. Y ayer por la tarde, el asesor económico del vicepresidente del gobierno Salvini indicó que si la Liga obtuviera la mayoría en las próximas elecciones, Italia saldría de la Eurozona. Según mi amigo Pietro, que trabaja en un puesto relevante en un importante banco de inversión italiano, esto es, como dicen los anglosajones “bullshit” porque Italia por si sola no se sostendría fuera de la UE. Y también porque a nadie le interesa perder los miles de puestos de trabajo funcionarial excelentemente remunerados que Italia obtiene en las calderas de la UE en Bruselas, Estrasburgo y todos los órganos de la administración europea.

Y en cuanto Trump y sus pulsaciones con la guerra comercial que ha montado contra todos (casi hasta contra si mismo, en esa paranoia de que todos son enemigos si no le adoran como a un dios), estamos por ver si la reunión del G20 de finales de este mes provoca un cambio de actitud que permita relajar la tensión en los mercados. El problema es que como se le llena la boca de datos inventados cuando no le gustan los reales, se le contamina el cerebro y no distingue lo real de lo que es simplemente su fantasía. Y los súbditos de su administración no están para hacerle ver las cosas, porque se vive bien así en la Casa Blanca. Cuando el jefe explota, que lo hace casi todos los días, unos magníficos y discretos tapones en los oídos ayudan a sobrellevar la situación, mejor aún si apartamos la mirada del rostro congestionado de su Excelencia y asentimos vehementemente con la cabeza. Pues bien, lo último parece ser que hay intención de llegar a un acuerdo para llegar a un acuerdo que permita alcanzar un acuerdo., aunque el último de estos acuerdos no pueda salir antes del mes de enero (aunque no han especificado si del año que viene). Y esto también tensa a los mercados, claro.

La libra británica sufrió su mayor pérdida de un día frente al euro desde octubre de 2016 el jueves.

Los mercados de Londres, París y Frankfort caen 0.72, 0.55 y 0.71 por ciento, en ese orden, luego de haber recibido impulso el día anterior por la renuncia del ministro británico a cargo de las discusiones del Brexit, casi 12 horas después de que se publicara un borrador de acuerdo para la separación de Reino Unido de la Unión Europea.

El petróleo sube ante la perspectiva de los recortes de producción de la OPEP, que se han planteado un 1,4 millones de barriles diarios menos, aproximadamente un 1,5% de la oferta mundial actual. Mientras tanto, la producción de EEUU alcanzó otro récord la semana pasada, en 11,7 millones de barriles por día, casi un 25% más desde inicios del año. Esto está haciendo cambiar el sentido de los inversores, que ya no ven realizable ese nivel de los 100 dólares que hablaban hace unas semanas.

“En BME Growth se puede ganar mucho más del 100% con una empresa, pero también perder todo en otra"