miércoles, 20 febrero 2019
ZONA PREMIUM
Mercados

La libra se sumerge en la volatilidad

La moneda, que avanzó un 2% frente al euro hace menos de 20 días, ahora se deja un 2,3% tras las palabras del Banco de Inglaterra.

08 de febrero de 2019. 12:42h Patricia Malagón
  • Image

La libra esterlina está viviendo un mes de volatilidad extrema. Tras alcanzar máximos a finales de enero, en los que llegó al rango 1,32 en el Libra/dólar y a los 0,86 frente al euro, las caídas fueron del 2,3%. Esto se vio agudizado por las palabras del Banco de Inglaterra que recortó la perspectiva de crecimiento y aseguró que el devenir de la economía inglesa dependía de la resolución del Brexit. Aunque eso sí, la entidad no subió los tipos. Los analistas parecen mostrar acuerdo en que la corrección de la divisa haga que se vaya hasta los 1,28 dólares.

Los titulares que circulaban en Bloomberg informaron de que la estimación de crecimiento de noviembre para 2019, que era del 1,7%, se revisó a la baja en febrero hasta el 1,2%. Este crecimiento proyectado es el menor desde la recesión de 2009. El movimiento reflejo de la libra la hizo caer un 0,33% frente al dólar. Entonces, el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, se subió al estrado para calmar las preocupaciones de los mercados sobre las proyecciones del banco central e informó de que eran conservadoras a causa de la incertidumbre del Brexit y que los riesgos se inclinan hacia el lado alcista. La actitud positiva de Carney hizo efecto y la libra repuntó un 1,09% frente al USD en las dos horas siguientes. “Dada la fortaleza del mercado laboral y la presión inflacionista interna, en caso de que en marzo ocurra una salida ordenada de la UE con acceso comercial al mercado único, el Banco de Inglaterra podría mover ficha y subir los tipos de forma casi inmediata.”, señalan en Monex Europe.

La volatilidad de la moneda es un hecho que debería preocupar en el mercado. Hace menos de 20 días, la divisa completó su mejor semana frente al euro desde 2017 debido al optimismo causado por la intención de Theresa May para presentar un nuevo acuerdo de salida de la Unión Europea. En concreto, la moneda avanzó un 2% ante el euro, para dejarse en menos de siete días un 2,3%.

Goldman Sachs se muestra muy optimista con la libra, ya que aseguran que no de producirse un Brexit duro, esta divisa podría crecer más que el resto de las del G10. “Los acontecimientos apuntan a un Brexit más suave o, al menos, a que no se producirá un Brexit duro. Creemos que de ser así la libra será la divisa con mejor rendimiento este año en el conjunto del G10”, asegura Zach Pandl, jefe de moneda global y de estrategia de mercado emergentes en Goldman Sachs.