DIRIGENTES-PORTADA_ENERO24
Suscríbete a la revista
Sábado, 15 de junio de 2024
D
D

Inversión

La inflación americana da alas al mercado, ¿qué lectura hacen los expertos?

En diciembre, la inflación estadounidense se ralentizó hasta el 6,5% desde el 7,1% de octubre, lo que confirma que la inflación alcanzó su punto máximo en junio del año pasado. Al mismo tiempo, el nivel general de precios disminuyó por primera vez desde mayo de 2021, en gran parte gracias a la bajada de los […]

16 ene 2023

En diciembre, la inflación estadounidense se ralentizó hasta el 6,5% desde el 7,1% de octubre, lo que confirma que la inflación alcanzó su punto máximo en junio del año pasado. Al mismo tiempo, el nivel general de precios disminuyó por primera vez desde mayo de 2021, en gran parte gracias a la bajada de los precios de la gasolina, que abarató los costes del transporte. 

Así las cosas, las tasas de inflación general y subyacente cumplieron con las expectativas, situándose en el -0,1% y el 0,3% mensual, respectivamente. Los precios energéticos cayeron un 4,5% en el mes, y la tasa de variación de los precios de los alimentos bajó al 0,3%, muy por debajo de su media mensual del 1% en los 9 primeros meses de 2022. La inflación subyacente repuntó hasta el 0,3%, desde el 0,2% de noviembre, ya que el impacto deflacionista de los bienes fue ligeramente más moderado y la inflación de los servicios se aceleró.

¿Y ahora qué?

Sin duda, este dato, en línea con lo esperado por el mercado, ha sido una buena noticia. Pero, lo cierto es que la pregunta que cabe hacer tiene que ver con lo que sucederá a continuación. El próximo 1 de febrero la Reserva Federal anunciará una nueva subida de tipos, que ahora se espera de 25 p.b.; mientras que por otro lado, la reapertura de China también crea cierta preocupación porque podría elevar los precios de la energía haciendo que el IPC pueda mantenerse alto y no caer como se esperaba.

La inflación se está ralentizando drásticamente, lo que demuestra que la economía está recuperando el equilibrio sin perjudicar seriamente al mercado laboral. La situación actual se ajusta a la definición de aterrizaje suave, y se suma al cúmulo de pruebas de que la Reserva Federal debe dejar de subir los tipos y de aplicar una política agresiva”, comenta Callie Cox, investment analyst en eToro. Sin embargo, Cox también lanza una advertencia sobre el exceso de optimismo que pueda haber. “Yo no me entusiasmaría demasiado con estos datos. La inflación de los servicios aún no ha tocado techo, y ese es el tipo de inflación que la Reserva Federal quiere tener bajo control”, ha agregado.

La Fed

Estos datos refuerzan la idea de que la Fed no será tan dura como había anunciado en su pasada reunión de diciembre. Ahora, el consenso espera unas subidas menos agresivas en los próximos meses, junto con la estabilización de los tipos. “El mercado sigue opinando que la Fed no subirá los tipos tanto como indicaba en las proyecciones del gráfico de puntos (DOTS) de diciembre. Las menores subidas de tipos previstas crean una dinámica de mercado favorable para los activos de riesgo (renta variable, crédito, incluso duración) en un contexto de caída del dólar”, señala Axel Botte, estratega global de Ostrum AM.

Sin embargo, desde Julius Baer también llaman a la prudencia con respecto a los pasos que podría seguir la Reserva Federal en los próximos meses. “La moderación de la inflación resta algo de presión a la Reserva Federal para que endurezca aún más su política monetaria. Al mismo tiempo, el descenso de la inflación no es lo suficientemente convincente como para impedir que la Fed siga subiendo los tipos. Varios miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) han expresado su determinación de seguir subiendo el tipo objetivo de los fondos federales a pesar de la ralentización de la inflación y del debilitamiento de los indicadores de actividad económica”. Finalmente, explican que esperan en febrero una subida de 25 p.b.

Cuidado con China

A pesar de este buen dato, en línea con el mercado y que invita a pensar en una caída sostenida de los niveles de inflación y, a su vez, en una relajación de la política monetaria, China surge como un riesgo que no se debería obviar.

“A pesar del impacto positivo que la noticia ha tenido en los activos de riesgo, los futuros sobre el precio del petróleo siguen apuntando a que el crudo se mantendrá en torno a los niveles actuales durante todo el año. Pero una recesión en EE.UU. más leve (o un aterrizaje suave) y un fuerte repunte del consumo de petróleo en China presionarían al alza el precio del crudo. Esto ralentizaría la caída prevista de la inflación en EE.UU., presionando a la Fed para que mantenga los tipos altos durante más tiempo”, analiza Raphael Olszyna-Marzys, economista internacional en J. Safra Sarasin Sustainable AM.

Artículos relacionados

Inversión

eToro se asocia con X para llevar a la plataforma contenidos de educación financiera accesibles y de calidad

eToro y X unen sus fuerzas para llevar a la plataforma contenidos de inversión accesibles y de calidad a través de vídeos, publicaciones y Espacios
Inversión

Las claves que deben tener en cuenta los inversores tras las elecciones europeas

Las elecciones al Parlamento Europeo celebradas entre el 6 y el 9 de junio han dejado un panorama político fragmentado y una baja participación, reflejando un desencanto generalizado con la Unión Europea entre los países miembro.
Inversión

El sector asegurador español invirtió más de 300.000 millones de euros en 2023, un 20,9% del PIB

El 72,6% de las inversiones del sector se concentró en efectivo y depósitos y en títulos de renta fija.
Cargando siguiente noticia:


Recibe un email al día con las noticias de Funds&Markets



Carlos González: "El value presenta una oportunidad histórica"


Nuestros podcasts. 
Todo sobre economía y sus derivados

Po



© Piles Cincuenta S.L 2024 Todos los derechos reservados