inversion

¿Por qué la victoria de Modi en la India es positiva para los mercados?

A pesar de las críticas por su gestión económica, el primer ministro indio, Narendra Modi, ha revalidado su mandato tras las elecciones celebradas en el país. Entre las grandes firmas de análisis hay consenso en señalar que se trata de una buena noticia para los mercados, ¿por qué?

06 DE octubre DE 2019. 00:00H Rocío Arviza

shutterstock-120633745_41-159659_20190524104838.jpg

Aunque el recuento total y definitivo de votos se dilata, está clara la victoria de Modi porque para ganar solo necesitaba 272 diputados sobre los 543 del Parlamento y los ha sobrepasado con creces. Por primera vez desde 1984, su triunfo electoral implica que, la mayoría absoluta recae sobre un único partido. Ahora el NDA liderado por Modi no necesitaría aliados como en 2014, cuando llegó al poder. Una situación que convence a los mercados, ¿por qué?

La continuidad, convence

A pesar de que la caída en los precios agrícolas internacionales ha llevado a retrocesos en las rentas de los agricultores y trabajadores rurales, que son más del 50 por ciento de la población en la India, el resultado electoral rubrica el apoyo a la gestión económica de Modi. Hay respaldo y los mercados lo ven como un singo inequívoco de continuidad de las políticas reformistas que Modi ha puesto en marcha en su primera legislatura. Esto podría ayudar al país a seguir creciendo y a que siga su proceso de modernización.

“La NDA se ha propuesto reformar el sistema judicial, la administración, el sector agrario y llevar a cabo privatizaciones. El objetivo es que el PIB de la India alcance los cinco billones de dólares en 2022 y la NDA sabe que, para lograrlo, el país debe reforzar las áreas de exportación e inversiones y no depender exclusivamente del consumo”, señala Oliver Williams, gestor de carteras de deuda de mercados emergentes en Insight, parte de BNY Mellon.

Beneficiados en bolsa

"Que el primer ministro Modi continúe con el programa de reformas estructurales proporcionará un impulso a la economía y a las empresas de la India, lo que será una buena noticia para la renta variable”, destaca Kristy Fong, de Aberdeen Standard Investments. ¿Qué sectores se pueden ver beneficiados?

Dado que se espera que el gobierno siga invirtiendo dinero en vivienda asequible e infraestructuras de transporte, esto será un “buen presagio para el sector del cemento, el inmobiliario y el consumo rural”, que podría desencadenar un nuevo ciclo de inversión en capital. Una situación que, según Fong, proporcionaría una protección frente a los vientos en contra que vienen del exterior, como el conflicto comercial o cualquier aumento en los precios del petróleo.

En Aberdeen tienen una clara visión positiva sobre la India. “Vemos una gran oportunidad para invertir en compañías con poder de fijación de precios que venden a consumidores indios”, subrayan. La visión también es positiva para Fidelity a la vista del potencial del país, aunque Amit Goel, destor del Fidelity Funds India Focus Fund, subraya que continuará invirtiendo en valores con un enfoque selectivo y, en general, mantendrá la cautela a corto plazo. Goel destaca algunos factores negativos que observa a corto plazo, como las tensiones que sufren las entidades financieras no bancarias y el mercado inmobiliario o la desaceleración del consumo. Factores que “presionarán los beneficios empresariales, por lo que hasta que estos no se recuperen los mercados no tendrán un recorrido significativo desde los niveles actuales”, asegura.

Por su parte, Nick Payne, director de mercados emergentes globales, Merian Global Investors, ve oportunidades en renta variable india, pese a considerar que, a primera vista, la bolsa del país está cara. Entre las compañías atractivas sitúa nombres como los de HDFC Bank y Godrej Consumer Products.

¿Y en el mercado de deuda?

Las promesas de Modi también incluyen mejorar el acceso y reducir el coste de los servicios financieros, construir viviendas para cincuenta millones de personas y modernizar las infraestructuras de puertos, carreteras, líneas ferroviarias y aeropuertos. En total, se estima que será necesario invertir un billón de dólares para acometer estos proyectos en los próximos 3 a 5 años. A juicio de Oliver Williams (BNY Mellon), la clara mayoría del partido de Modi implicará “menos concesiones presupuestarias a los distintos estados, ya que el gobierno no necesitaría el apoyo de los partidos regionales para aprobar sus reformas”. Y “esto podría resultar positivo para la oferta de bonos del gobierno indio”, subraya.

Desde esta firma reconocen que están invertidos en deuda gubernamental india denominada en moneda local. Creen que debería comportarse bien en la situación se mayoría de Modi si sigue con su agenda reformista acompañada de un control presupuestario algo más estricto”.

Para Leong Lin-Jing, de Aberdeen Standard Investments Asia, el grado de apoyo al primer ministro “ implica que la actitud prudente del gobierno hacia el gasto social estaría asegurada”. Además, subraya que "el éxito en la ejecución del código de insolvencia y quiebra y las medidas correctivas para frenar la morosidad en el sector bancario público permitiría a las instituciones financieras apoyar la próxima ronda de crecimiento del crédito”.

En definitiva, hay coincidencia generalizada a la hora de pensar que si Modi consigue implementar el resto de sus medidas reformistas durante su segundo mandato, es de esperar que aumentare el potencial de crecimiento de la India. Habrá que estar atentos al país.

Inversis: "Vemos rentabilidades atractivas en algunos tipos de préstamos privados corporativos"