domingo, 18 agosto 2019
ZONA PREMIUM
Mercados

Airbus coge altura con la crisis de Boeing

Siempre han batallado por superar al rival en número de entregas y pedidos. Airbus y Boeing se disputan desde hace décadas abanderar el duopolio del mercado de aviones a nivel mundial. Ahora, la crisis por la que atraviesa el fabricante de aeronaves estadounidense puede ser clave para inclinar la balanza. Airbus ya ha sacado pecho en bolsa, sube más de un 39 por ciento en lo que va de año y marca máximos históricos en cotas de 117 euros por acción. ¿Hasta dónde puede llegar su potencial?

14 de marzo de 2019. 11:00h Rocío Arviza
  • Airbus coge altura con la crisis de Boeing

La realidad suele tener más de una cara. Y la crisis reputacional que afecta en los últimos días a Boeing, tras el segundo accidente de uno de sus aparatos modelo 737 MAX en menos de seis meses, lo viene a corroborar. Mientras el castigo acumulado en bolsa por el fabricante de aeronaves estadounidense está en torno a los 27.000 millones de dólares, el repunte de Airbus en el mercado le permite sumar unos 4.000 millones de euros de capitalización.

La firma europea está sacando partido de los males de su rival. Cada vez son más los países que han decidido dejar en tierra sus aparatos 737 MAX por seguridad, incluido EE.UU. Los modelos como el siniestrado el pasado domingo en Etiopía o el accidentado en Indonesia en el último mes de octubre no podrán volar hasta que se esclarezcan los detalles de lo ocurrido con el vuelo de Ethiopian Airlines. Y eso supone un golpe importante en la línea de flotación de Boeing. Se esperan cancelaciones de pedidos y la compañía tendrá que afrontar reclamaciones millonarias, como la que ya prepara la aerolínea noruega Norwegian. Todas las miradas, por tanto, se han vuelto sobre su gran competidor: sobre Airbus.

A favor y en contra

David Pomfret, jefe de Tesorería de EBN Banco, asegura que hay varios puntos que pueden jugar a favor de la compañía. El primero es que opera en un segmento de mercado de aviación comercial donde va a haber mucho crecimiento futuro. "Es un sector en auge y su libro de pedidos da una visibilidad espectacular para una empresa industrial", apunta. El segundo tiene que ver con que cuenta con un 50 por ciento del programa C Series Bombardier que “adquirió muy barato y que le abre camino en el mercado de EE.UU donde había tenido ciertas barreras de entrada". Y el tercero es que “el 18 por ciento de las ventas de Airbus provienen de la pata de defensa y Europa tiene que aumentar su gasto en esta materia en los próximos 3 años”, asegura.

A partir de ahí, eso sí, hay algunos factores que pueden jugar en contra de Airbus, como que es difícil que aumente la producción dado que hay embudos con algunos proveedores. También subraya el hecho de que pueden regresar en cualquier momento a primer plano las acusaciones de posibles sobornos a intermediarios para lograr contratos, algo que le ha afectado en el pasado. Además, pone sobre la mesa el alto nivel de cotización que ya ha alcanzado la acción.

Valor en máximos

La compañía, que repunta en torno al 52 por ciento desde sus mínimos de diciembre pasado, acumula un buen puñado de recomendaciones de compra por parte de las firmas que siguen al valor.

Y, desde el punto de vista técnico, podría subir más. Alberto Iturralde, responsable de DiasdeBolsa.com, cree que no sería nada raro ver otro 5 por ciento de repunte. "No tanto por los problemas de su competidor Boeing, sino por el hecho de que en las últimas semanas había publicado noticias negativas como la cancelación de la producción del A380 y despidos mientras el valor subía", señala. En situaciones así lo normal es que "tengan preparadas más subidas para el título". De hecho, ve bastante probable que alcance la cota de los 120,50 euros porque es ahí donde estaría su siguiente objetivo alcista.

Mientras, desde EBN Banco señalan que "el objetivo por descuento de flujos está entre los 127 y los 130 euros por acción, de modo que el potencial adicional estaría entre un 8 y un 12 por ciento". Consideran que Airbus frente a Boeing ya está bastante cara porque cotiza a un PER en torno a 16,30 frente al PER medio del sector de 13,80. "Es la más cara y tiene poco recorrido. Para nosotros Bombardier es el que tiene más potencial", señala Pomfret. Además, esperan que una vez que se sepa el alcance del daño por la crisis del fabricante estadounidense, el mercado apueste por vender Airbus y comprar Boeing.

Una idea en la que coincide Darío García, de XTB. Al igual que Boeing hace unos días, Airbus cotiza en máximos históricos y "lo normal es que en cuanto se den señales de desgaste en el movimiento, como los que hay ahora, se realice una toma de beneficios que en el caso de la americana ha sido mucho más acusado por el accidente aéreo".

En este escenario, cree que el fabricante europeo "debería retroceder hasta el nivel de los 115 euros, que es primer soporte que permitiría consolidar el nuevo nivel de precios de la compañía. De no confirmarse, podría caer hasta los 111 euros por acción", señala. En todo caso, a la espera de que se aclaren las circunstancias del accidente, aconseja prudencia con los las dos compañías.