fondos

Los hogares aumentan en 115.000 millones la inversión en fondos desde 2011

La recuperación económica tras la crisis de 2008 ha llevado a los hogares a volver a confiar en los fondos de inversión, que han visto aumentar su patrimonio en 115.000 millones por parte de los hogares, sin contar el aumento de los inversores institucionales.

06 DE octubre DE 2019. 00:00H Patricia Malagón

shutterstock-1423003061_41-195517_20190722194738.jpg

Tras la crisis financiera de 2008, los hogares españoles redujeron su inversión en fondos de inversión en 90.000 millones. Según los datos de Inverco, en el año 2005 – tres años antes del estallido de la crisis – el patrimonio invertido por parte de los hogares en los fondos se situaba en 196.000 millones de euros. En 2008 la cifra se redujo hasta los 142.000 y tocó mínimo en 2012 cuando se quedo en 102.000. Sin embargo, en algo menos de siete años los hogares han vuelto a confiar en los fondos y han disparado la inversión en 115.000 millones hasta llegar a los 221.000 actuales. El crecimiento no ha sido tan notable en los planes de pensiones, que han pasado de los 90.000 millones en 2012 a los 117.000 actuales.

Sobre el total del ahorro de las familias, el 9,9% está en fondos y el 5,3 en planes de pensiones. La mayor parte del ahorro se sitúa en depósitos y efectivo con más del 39% del total. Mientras que el 28% se encuentra en inversión directa, de la cual la renta variable se lleva la mejor parte copando el 20% del ahorro total de las familias españolas. Curiosamente, de ese 20% se parte el 15% en empresas no cotizadas y un 5% en las cotizadas.

Quizá uno de los datos más positivos que refleja el último estudio de Inverco es que los activos superan a los pasivos tocando un nuevo récord, según los últimos datos del primer trimestre de 2019 – los más recientes de los que se tiene constancia –. El neto de las familias españolas se cifra en 1.451 millones de euros.

Menos confianza que en 2005

El ahorro en efectivo tocó mínimos en el año 2006 cuando se quedó en el 31%. Tras el estallido de la crisis las familias españolas retiraron dinero de sus diferentes vehículos de inversión y en el año 2010 el 42% del ahorro era en efectivo. Aunque la confianza ha aumentado, el ahorro en dinero metálico sigue siendo la opción preferida por los españoles y se sitúa en el 37,5%. Lo más curioso es que ha aumentado una décima respecto a 2016 debido a la proximidad de una recesión en el próximo año.

Buen arranque de año

Por el momento, el inicio de 2019 ha sido esperanzador para los activos financieros. El ahorro financiero (activos financieros) de las familias españolas en el primer trimestre de 2019, según datos del Banco de España, se incrementó en 83.211 millones de euros, para situarse en 2,23billonesdeeuros (2,9% más que a cierre de 2018).

El buen comportamiento de los mercados financieros durante el primer trimestre propició un incremento de valor de las carteras de los hogares, que recuperaron la totalidad del ajuste de los dos últimos trimestres del año anterior. De hecho, casi el 91% del crecimiento de los activos financieros de las familias españolas correspondió a la revalorización de los activos por efecto mercado (más de 76.000 millones de euros). Por instrumento, destacaron aquellos con mayor exposición a renta variable, como la inversión directa en acciones cotizadas, que experimentó un crecimiento del 6,6%. Igualmente, las Instituciones de Inversión Colectiva (Fondos y Sociedades de Inversión) aumentaron su saldoen13.000millonesde euros (4,3% más que en diciembre2018).”, destaca Inverco.

Molina (etoro) - Nuestro Ibex está obsoleto