jueves, 27 junio 2019
ZONA PREMIUM
Fondos

"No todas las cotizadas españolas son ejemplo de sostenibilidad"

La gestora value española con fondos exclusivamente sostenibles, NAO Sustainable AM, acaba de cumplir su primer año de vida. Lo hace en un momento en el que todo el gestor mira hacia la sostenibilidad. Su director de Inversiones, Pablo Cano, hace balance de ese primer ejercicio y enumera en Dirigentes los retos que tienen por delante.

10 de junio de 2019. 18:00h Rocío Arviza
  • Image

Ustedes han sido pioneros como primera gestora en España con el apellido sostenible pero ahora cada vez más firmas, algunas de ellas muy grandes, miran a la ESG y lanzan productos específicos que invierten de acuerdo a estos criterios. ¿Qué aporta NAO Sustainable en este entorno de cada vez mayor competencia?

Es verdad, cada día se unen más inversores a la sostenibilidad, cuantos más seamos, mejor. Estamos viendo que cada vez más gestoras han entendido que la sostenibilidad bien aplicada y la rentabilidad van de la mano. Es importante recalcar que hay que aplicar bien la sostenibilidad y no quedarse en lo superficial.

Desde Nao ofrecemos una metodología clara, transparencia y cercanía. Mostramos nuestro análisis así como las métricas que utilizamos. Es la mejor manera de reducir la incertidumbre que genera ver tanta subjetividad en las calificaciones sobre la sostenibilidad. Nuestro trabajo con los inversores ha sido muy intenso. Como es lógico, quieren ver y entender cómo seleccionamos compañías y los criterios que usamos.

El fondo NAO Europa Sostenible solo invierte en compañías que cumplan criterios de sostenibilidad pero, más allá de esta premisa, ¿qué tipo de gestión hacen? ¿Cómo realizan la selección de compañías?

Todas las compañías que entran en cartera deben cumplir criterios financieros y de sostenibilidad. Sólo si cumplen los dos criterios, entrarán en cartera.

Analizamos los últimos quince años de la compañía tanto en términos financieros como sostenibles. En los criterios financieros, nos basamos en los criterios de la filosofía valor. Generación de caja, solvencia financiera, facilidad a la hora de predecir el futuro, rentabilidad sobre el capital empleado... son las variables claves. Respecto a los criterios de sostenibilidad, el estudio también es igual de minucioso. Analizamos casi 200 variables por compañía, siendo las variables claves la rotación de empleados, seguridad de los empleados, evolución y objetivos en términos de emisión de CO2, residuos, gasto de agua, analizamos el uso de capital que ha realizado el equipo directivo, controversias y exposiciones de la compañía, políticas implementadas.... Analizamos las compañías como si fuéramos un empresario, como si fuéramos a estar invertidos en ellas durante los próximos diez años como mínimo.

En este momento la cartera está formada por 35 compañías y todas ellas han superado los criterios exigidos. La rotación de la cartera no es muy alta, usamos mucho más tiempo analizando las cuentas y memoria de la compañía que viendo la evolución de sus acciones en la pantalla. Tenemos una larga lista de compañías analizadas y estamos esperando que alcancen un precio bueno de entrada, como decía anteriormente, la compañía que entra en cartera, debe cumplir no sólo los criterios de sostenibilidad sino también los financieros.

¿Cuáles son ahora las principales posiciones del fondo?

Reciclaje y eficiencia energética son las dos temáticas más importantes en la cartera. Tenemos claro que son dos de las mejores temáticas de inversión para los próximos diez años.

Si nos centramos en las compañías, MMK es nuestra primera posición. Es una papelera familiar austriaca con una capitalización de 2.300M€. Líder en cartón reciclado en Europa, con un negocio muy estable y unas ventajas competitivas difíciles de igualar. Tiene un gobierno corporativo excelente, en los últimos años el uso de capital de esta compañía ha sido muy bueno.

También forman parte de las primeras posiciones, la española Inditex, las suizas ABB y Novartis y en los últimos días hemos incrementado posición en la empresa de cables italiana Prysmian que ya supone la tercera posición del fondo.

¿Qué compañías españolas tienen en cartera? ¿Encuentran valores interesantes y sostenibles?

Por desgracia no todas las cotizadas españolas son ejemplo de sostenibilidad, pero sí las hay y cada vez más. Podemos decir que en España hay muy buenas compañías que han entendido perfectamente que la sostenibilidad ayuda a una mejor gestión empresarial.

Tenemos tres compañías españolas en cartera. Inditex, CAF y hemos empezado a construir posición en Bankinter. Cada compañía tiene características diferenciales importantes. CAF, por ejemplo, se ha posicionado muy acertadamente como referente en la movilidad urbana de cero emisiones. Inditex destaca por el cuidado a sus empleados y las políticas implementadas para evaluar a sus proveedores. Y me gustaría destacar la característica común de las tres compañías, su buena gobernanza y la calidad de su equipo directivo. Precisamente la gobernanza es la variable que más falla en las empresas españolas cotizadas y donde estamos encontrando más problemas.

¿Invertir con arreglo a criterios sostenibles es hacerlo de forma más segura? ¿Implica menos riesgos por definición o no necesariamente?

Así es. Nosotros estamos convencidos que, si se aplican criterios de sostenibilidad de manera correcta, se reduce la volatilidad de la cartera. Lo hemos visto en el pasado y lo estamos viendo ahora. Desde que hemos empezado, el fondo presenta una rentabilidad similar o superior a los competidores con una volatilidad claramente inferior. En mi anterior etapa en Bankinter tuvimos resultados similares, las carteras obtuvieron un resultado claramente superior a la media con una volatilidad claramente inferior.

Aplicar criterios de sostenibilidad ayuda a medir y controlar mejor los riesgos. Cuando incluyes criterios de sostenibilidad a la hora de seleccionar compañías te permite analizar mucho mejor el riesgo “no contable” de la compañía.

Además del NAO Europa Sostenible cuentan con Protea Fund NAO Sustainable Europe, ¿qué aporta?

Los dos fondos son espejo, la cartera es totalmente igual en los dos productos. La única diferencia viene por el lado operativo, uno es para inversor institucional y el otro es para inversor particular. No hay más diferencias.

Este mes cumplen el primer año de vida, ¿qué balance hacen?

Muy positivo. Muchas de las dudas que teníamos al principio van desapareciendo. Pensábamos que la sostenibilidad tardaría en ser entendida y no ha sido así, todo lo contrario. Estamos viendo muchísimo interés en conocer nuestro proceso de selección. Los inversores han entendido perfectamente que la sostenibilidad ayuda a medir mejor los riesgos de las compañías. Nos gustaría tener más presencia en las entidades locales, pero entendemos que lo iremos consiguiendo con el tiempo. Sin prisa, pero sin pausa.

¿Qué objetivos se marcan a partir de ahora?

En el corto plazo, seguir demostrando que rentabilidad y sostenibilidad van de la mano y seguir demostrando que aplicar criterios de sostenibilidad en las inversiones ayuda a reducir la volatilidad de la cartera. En el medio plazo, nos gustaría llegar a ser la gestora sostenible de referencia en Valencia, y nos gustaría contar con mayor presencia en las instituciones locales.