bolsas y mercados

El impacto económico de la variante Delta pesa, pero no tanto como olas pasadas

Los expertos la consideran un “modesto viento en contra” que sirve para concienciar de la vacunación y poder salir así del abismo pandémico

30 DE julio DE 2021. 08:30H Alejandra Gómez

24662ae8aef33ce37a3eb2486e0a34a6.jpg

Si hace unos meses los mercados y las economías de todo el mundo respiraban más aliviadas con la llegada de las vacunas y la reapertura económica, lo cierto es que la variante Delta de la Covid-19 inquieta. 

Y es que esta variante del virus pandémico, que los expertos aseguran que es mucho más contagiosa, está protagonizando contagios masivos y nos recuerdan que la pesadilla de la Covid-19 y la recesión aún no ha terminado. 

Desde Bank of America señalan que cabe hacer una clara distinción entre los países con altas tasas de vacunación y las de bajas tasas de personas inmunizadas para hablar del impacto que genera esta variante delta en las economías. 

“Los casos en países con altas tasas de vacunación podrían seguir siendo elevados, pero el coste sanitario de la oleada se verá mitigado. Mientras tanto, los países con escaso suministro de vacunas se enfrentan a una mayor amenaza para sus perspectivas económicas y de salud pública”, explican desde Bank of America (BofA) y adjuntan: “En general, vemos el aumento del Delta como un modesto viento en contra para el crecimiento mundial, pero a medida que surja nueva información, podríamos convencernos de lo contrario”. 


Una ola con menor impacto económico 

Con respecto a las anteriores olas de contagios motivo de la Covid-19, los entendidos de BofA identifican diferencias. “Por el lado positivo, una mayor vacunación en la actualidad, pero por el lado negativo, un mayor margen para los daños económicos dado que la economía está ahora más abierta”, explican y aclaran: “Seguimos viendo esto como un riesgo y no hemos ajustado nuestras previsiones para reflejar el aumento de los casos de COVID”.

“En la mayoría de los demás países europeos y en Estados Unidos, el número de infecciones se está acelerando y, en la mayoría de los casos, la tasa de vacunación de la población es más baja que en el Reino Unido, lo que supondría una presión aún mayor sobre sus sistemas de salud en el futuro”, explica Gilles Moëc, Economista Jefe del Grupo AXA Investment Managers y añade: “Sin embargo, en la mayoría de las economías avanzadas, cada nueva ola ha tenido un impacto menor en la actividad económica que la anterior”. 

Y es que para el experto, “permitir la continuación de las actividades en las que se produce contacto entre personas para aquellos que están completamente vacunadas acabaría con la necesidad de seguir implementando restricciones en las industrias de servicios, que han sido gravemente afectadas por la pandemia, ocasionando una de las principales fuentes clave del daño económico.”

Moëc aprovecha la coyuntura para lanzar el mensaje de la importancia de la vacunación para aquellos países que se han quedado retrasados a la hora de inmunizar a la población. “El resurgimiento de las preocupaciones relacionadas con el Covid en Occidente debería servir como recordatorio de que, en muchos países, las tasas de vacunación siguen siendo demasiado bajas para poder desafiar seriamente a otra ola. Esto afectará de forma negativa a la normalización de la economía mundial y, por tanto, el comercio mundial", puntualiza el experto de AXA IM. 


Más de la mitad de los expertos prevé que la reapertura económica total tardará de seis a nueve meses más


Crece la percepción sobre el impacto de la COVID en la economía europea


La búsqueda del valor para acertar invirtiendo: las diferentes estrategias


¿El momento de las acciones value? La recuperación post-covid marca la senda


Monex Europe: "En Jackson Hole podremos ver las primeras pinceladas del tappering"