bolsas y mercados

Mínimos de 2014 para Enagás, ¿descuenta una rebaja del dividendo?

La propuesta de la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC) de rebajar de forma considerable la retribución a las compañías por el transporte y la distribución de gas ha golpeado con fuerza la cotización de Enagás. En las cuatro últimas sesiones ha bajado en bolsa un 13,15 por ciento. ¿Qué descuenta en los niveles actuales?

09 DE julio DE 2019. 17:48H economía, negocios y finanzas

enagas1_41-173616_20190709175640.jpg

La propuesta de la CNMC, que también afecta al transporte y la distribución de electricidad, está ahora en periodo de alegaciones. Enagás ya ha anunciado que "hará uso del derecho que la ley le confiere de realizar las alegaciones y propuestas de mejora que mejor representen sus intereses, los de sus accionistas y los del sistema gasista", pero el mercado no ha esperado. Su veredicto ha sido un retroceso de más del 13 por ciento en bolsa desde el jueves pasado y el de la mayoría de las casas de análisis ha sido acometer una drástica reducción de sus precios objetivos sobre la compañía.

La rebaja de JP Morgan ha sido del 29,5 por ciento hasta los 15,3 euros por acción, la de RBC también supera el 29 por ciento para colocar ahora su precio objetivo en 16,5 euros. Y entidades nacionales, como Bankinter, han recortado ese precio objetivo incuso más: un 32 por ciento para dejarlo en 17,3 euros, con una recomendación de vender. Y lo justifican con una estimación: creen que los ingresos regulados de la compañía podrían pasar de unos 1.080 millones este año al entorno de los 700 en siete años.

¿Qué puede pasar con el dividendo?

Uno de los grandes atractivos del valor ha sido siempre, sin duda, su elevada retribución al accionista. Y dado que “la propuesta planteada por CNMC es muy potente, es muy negativa”, según reconoce Pablo García, director general de Divacons Alphavalue, es normal que se echen cuentas del impacto que puede tener en sus cuentas y, como derivada, en su dividendo a futuro.

García no espera que Enagás rebaje su retribución al accionista desde el porcentaje que reparte en la actualidad y llama la atención sobre un aspecto clave. “Muchas veces se confunde la cifra concreta de retribución al accionista con el pay out. Que una empresa pague menos dividendo porque le caen los beneficios un 50 por ciento no significa que su política de dividendo haya cambiado, simplemente abona menos cantidad por el mismo porcentaje de retribución en relación a su beneficio”, matiza. Es decir, “lo grave sería que la compañía anunciase que va a recortar el pay out”.

Dicho esto, considera que el recorte en bolsa ha sido mucho más severo de lo que se esperaba, algo que no le hace mirar con ánimo comprador ni al valor ni al sector. “Ya ha pasado con el recorte de tarifas en Reino Unido y ahora en España. Es mejor estar fuera ante un marco regulatorio incierto”, asegura. Además, recuerda que “el mercado se ha enfocado mucho en las utilities últimamente para jugar el entorno de tipos bajos y lo han hecho muy bien en bolsa. Sin embargo, las telecos también se caracterizan por ser deudoras natas y lo han hecho mal. Sus riesgos han quedado minimizados ante un marco regulatorio más estable, unos márgenes que crecen y un free cash flow que sí cubre los dividendos”. En este sentido cree que “quizá sea el momento de plantearse otros sectores defensivos que paguen buenos dividendos y de pensar en valores como Telefónica”.

Además, cree que si falla en su previsión de que Enagás mantenga el pay out y lo reduce “esto supondría una nueva oleada de ventas porque hay muchos fondos que están en este tipo de compañías solo por el dividendo”, recuerda.

Opinión diferente muestra Antonio Sales, analista de XTB. Coincide en que el varapalo registrado por Enagás ha sido excesivo, pese a que todo el sector venía de una tendencia alcista bastante clara “ y es probable que algunas de las compañías estuviesen sobrevaloradas”. Sin embargo, y pese a considerar que puede que no se hayan fijado los suelos y que el valor puede caer algo más, “los niveles actuales ya se pueden aprovechar por parte de inversores de medio plazo, de perfiles que vayan con calma”. Además, respecto al dividendo asegura que la “compañía luchará para que si tiene que reducirlo sea lo menos posible, de cara a que los inversores que apuestan por este aspecto sigan confiando”.

Situación técnica

Alberto Iturralde, responsable de DiasdeBolsa.com, considera que “lo más normal es que el valor tenga un rebote porque tiene una gran sobreventa y porque han salido muchos informes que le dan un porcentaje de caída mayor a pesar del fuerte retroceso que lleva”. Eso sí, reconoce que “antes de un rebote incluso podría caer más hasta el nivel más importante que tiene el valor ahora y que son los 18,50 euros”. “Yo si sigue cayendo hasta esa zona recompro más con la idea de que en un posible rebote alcance cotas de 20,70 euros, pero si pierde esos 18,50 euros me salgo y me olvido de la compañía”, concluye.

Buy and Hold: “Google o Facebook a un PER 20/21 no son empresas caras”