domingo, 19 mayo 2019
ZONA PREMIUM
Inversión

inbestMe: "La entrada de GVC Gaesco valida nuestro modelo de negocio"

Jordi Mercader, CEO inbestMe, reconoce que en España siempre han tardado más en afianzarse las novedades tecnológicas pero se muestra convencido de que acabarán teniendo cada vez más peso los robo advisors o gestores automatizados de inversión. Con carteras automatizadas en el mercado de inversión en valor o con criterios ISR apuesta por seguir con la innovación. Lo próximo serán carteras de fondos de pensiones, con la colaboración de su ahora accionista GVC Gaesco.

06 de mayo de 2019. 00:01h Rocío Arviza
  • Image

¿El inversor español está realmente preparado para los gestores automatizados?

En España las novedades tecnológicas tardan un poco más de lo normal en llegar. Pero por otro lado, cuando llegan acostumbran a implantarse muy rápido. Esto ha ocurrido con el eCommerce y no dudo de que ocurrirá también con la gestión automatizada de carteras a medida que el español entienda las grandes ventajas que aporta una gestión eficiente, independiente y de bajo coste para sus ahorros.

En el mundo ya operan más de 100 robo advisors y algunos gurús apuntan a que en 2025 a través de ellos se gestionará el 20 – 25% de todo el dinero. En el caso de España, todavía queda un largo camino por recorrer. Pero, cada vez son más los ahorradores e inversores que confían en la gestión automatizada de sus carteras de forma exclusiva y las entidades bancarias están empezando a ofrecer servicios similares propios o en colaboración con otros robo advisors. En nuestro caso, buena prueba de la confianza de la aceptación que está teniendo este tipo de gestión es que el nivel de rotación entre nuestros clientes es muy bajo mientras que un porcentaje importante, amplían patrimonio una vez han comprobado la eficacia del servicio.

¿Qué deben hacer los robo advisors para que este tipo de inversión deje de ser residual en España?

Por desgracia la cultura financiera en España (y a menudo en Europa) es en general bastante baja. Además, España es un país muy bancarizado. Los españoles tienen que entender que hay vida más allá del banco y de los servicios tradicionales y que hay otras opciones más independientes y eficientes para sus ahorros.

Hay ciertos estereotipos que se han creado y que llevará cierto tiempo para que se “desmonten” tales como: “no me cobran nada por gestionar mis ahorros”, lo que es una percepción errónea ya que un servicio similar al de inbestMe puede llegar a costar 4 veces más hasta superar un coste del 2,5% anual. MIFIDII va a ayudar con la obligación de que se reporte claramente el coste de los servicios financieros. Cuando los clientes comprueben que les cobran 2.500€ por cada 100.000€ obteniendo una rentabilidad mediocre se lo van a pensar dos veces. Hay que tener en cuenta que un “inversor medio” [1] en España apenas obtiene una rentabilidad media anual del 2%. Con inbestMe puede optar a una rentabilidad media del 5% (perfil 5 o medio), es decir, un 3% más. Y esto es mucho dinero por el efecto del interés compuesto. En 10 años y para 100.000€ esto supondría más de 40.000€ de diferencia.

En la propuestas de inbestMe, ¿qué hay realmente de "máquina" y qué de "humano"?

Pues hay mucho de los dos elementos. Hay mucho “de máquina” puesto que intentamos automatizar todo aquello que es posible. Cualquier proceso o servicio que empezamos a diseñar en inbestMe se hace pensando en la automatización primero. La automatización permite, por un lado, asegurar un alto nivel de fiabilidad en nuestros procesos, pero además hacerlo de una manera eficiente y para mucha gente. Además, en nuestro caso manteniendo un alto nivel de personalización a bajo coste. Seguiremos invirtiendo fuertemente en tecnología: inbestMe ha recibido una subvención para investigar en la incorporación de inteligencia artificial y “machine learning” en el área de la gestión patrimonial.

El lado humano para nosotros es también importantísimo. La automatización no es óbice para que le demos a la parte humana una gran importancia. En este sentido nos adaptamos al cliente: hay quien se siente cómodo con una relación totalmente digital porque no tiene tiempo para más. A este cliente le damos la máxima información posible a través de su área de cliente, con una información muy visual e informes a medida. También vía comunicaciones adicionales, donde les formamos o les damos información de interés que les puede ayudar en su vida financiera.

Por otro lado, hay quien prefiere tener un contacto personal adicional con nuestro equipo. Además de poner a disposición un gestor financiero personal (inbestMe Plus) ponemos a disposición del cliente varias vías de comunicación (teléfono, chat, videoconferencia) que hacen posible que la interrelación sea tan personal como el cliente desee.

Y el equipo humano está también presente en la base misma de inbestMe: desde el diseño de nuestros servicios hasta en las estrategias de inversión de nuestras carteras. InbestMe tiene un Comité de Inversión formado por 3 personas, que diseña y supervisa los criterios y algoritmos de las carteras y mantiene siempre cierto control discrecional sobre éstas.

¿Qué aporta diferente inbestMe con respecto a otras propuestas de robo advisors que han surgido en España en los tres últimos años?

inbestMe ha sido pionera en el sector de los robo advisors en España con varias iniciativas orientadas a maximizar la personalización de sus servicios tales como inbestMe Plus: fuimos el primer Robo-Advisor nacional puso a disposición del cliente un gestor financiero personal.

Además de carteras indexadas (inbestMe Strategic) inbestMe ofrece un servicio inbestMe Dynamic, soportado por un modelo algorítmico que permite adaptar las carteras a la situación de mercado. Este modelo busca la protección de las carteras en momentos de grandes caídas en los mercados y maximizar la rentabilidad en momentos de crecimiento de los mercados reforzando posiciones en las áreas regionales con más “momentum”. Escogiendo entre estos dos estilos de inversión (estratégico o táctico), aunque los dos basados en la utilización de fondos indexados, el inversor puede adaptar su inversión a su psicología financiera.

inBestMe también ha sido pionera en permitir la máxima personalización con sus carteras inbestMe advanced que el cliente puede personalizar en función de sus preferencias personales o escoger algunas de las carteras temáticas, tales como ISR (inversión socialmente responsable) o Value (inversión en valor), totalmente innovadoras en el sector de los robo advisors nacionales.

En la mayoría de casos se puede operar con dos divisas: euro y dólar y, además, inbestMe incorpora un servicio de optimización fiscal inteligente en sus carteras, único en España. El cliente puede personalizar qué tipo de optimización fiscal quiere aplicar a su cartera, lo que le permite diferir al máximo su fiscalidad o, por el contrario, maximizar ganancias en un periodo para compensar pérdidas que pueda tener en otros activos, algo al alcance solo de grandes fortunas.

Más allá de la personalización, inbestMe intenta incidir en el mundo de la planificación financiera introduciendo el concepto de objetivos financieros en la gestión patrimonial, a través del cuestionario inicial de registro del cliente, que determina su perfil de inversor y establece la composición de las carteras.

¿Por qué la entrada en el capital por parte de GVC Gaesco?

Para inbestMe la entrada en el capital de GVC Gaesco supone una validación de nuestro modelo de negocio y servicio. A nivel del inversor y ahorrador el hecho que una gran institución de reconocido renombre intervenga en nuestro capital también sirve de seguridad adicional.

A nivel más práctico, también supone un respaldo desde el punto de vista operativo ya que GVC Gaesco nos ha ayudado a extender nuestros servicios. En breve lanzaremos un servicio adicional con fondos indexados donde la custodia de las posiciones del cliente estará depositada en GVC Gaesco. También nos permitirá lanzar en unos meses un servicio de carteras con fondos de pensiones con su colaboración. Por otro lado inbestMe sigue manteniendo su total independencia en la toma de decisiones.

Para GVC Gaesco esta operación no es una inversión meramente de capital sino marcadamente estratégica, ya que abre la posibilidad de explorar nuevos públicos y nuevas metodologías de trabajo de la mano de un aliado tecnológico que opera en un nicho de mercado, el de los robo-advisors (mediante activos de gestión indexada), con amplias perspectivas de crecimiento a corto plazo, como afirmó la presidenta de GVC Gaesco, Mª Àngels Vallvé, al cierre de la ronda de financiación.

[1] Por “inversor medio” nos referimos a la rentabilidad media ponderada que obtiene un inversor de acuerdo a las estadísticas de Inverco que se sitúan en torno al 2% en los últimos 20 años.